Departamentos

En Valle Menier recavan pozos


Radio La Nandaimeña

Viajar a las comunidades rurales de Nandaime en la actualidad es un sacrificio y resulta poco atractivo. El polvo, el inclemente sol, los ríos secos, el calor y el árido paisaje con unos pocos árboles dan cuenta de la devastación a la que ha sido expuesta la naturaleza. Una de las principales causas es la escasez de agua producto de la muerte de los ríos y disminución del caudal de las cuencas.
Este panorama ha obligado a la mayoría de los pobladores de la comunidad Valle Menier, ubicada a cinco kilómetros al suroeste de Nandaime, a recavar sus pozos artesanales hasta sacar la última gota de agua debido a la sequía y la disminución de las aguas subterráneas.
Francisco Ramón Medina, habitante de la comunidad, comentó que la desaparición de los ríos y la disminución de las aguas en los pozos se debe a la tala de los árboles, principalmente en la ribera del río Medina, de donde sale toda la madera.

¿Y Marena dónde está?
Medina agregó que falta vigilancia de parte de las autoridades correspondientes, como Marena, para frenar la depredación de los bosques, ya que representa una amenaza para las fuentes de agua.
La alternativa de los pobladores al recavar los pozos, por estar el agua sucia y contaminada, ha provocado enfermedades en la niñez de la zona.
La población espera las lluvias de mayo para el abastecimiento de los pozos, pero ya se espera otro problema relacionado con la salud, pues las aguas se contaminan con coliformes fecales arrastrados desde las letrinas que se encuentran cerca y con los agroquímicos utilizados en los campos agrícolas.
En diciembre de 2005 el Centro para la Investigación de Recursos Acuáticos de Nicaragua, CIRA, dio a conocer un informe en el que revela la contaminación de los mantos acuíferos en el casco rural de Nandaime. En la muestra se analizó el agua de pozos perforados artesanalmente en comunidades como “Monte Grande”, “Los Guzmanes” y “El Tanque”, encontrando presencia de plaguicidas.

En espera de agua potable
Estos contaminantes, que en su mayoría son persistentes y móviles, se disuelven en agua y se filtran en el manto acuífero, llegando a las zonas de captación de los pozos, devela el documento del CIRA.
Según Bernarda Palacios, líder comunal de Valle Menier, los pozos que se encuentran secos son los ubicados en los terrenos de Flora García, Josefa Espinoza, Juana Pastora Castillo, Arístides Bustos y el pozo de la escuelita “Nubia Zepeda”, por lo que les urge la culminación del proyecto de agua potable que se encuentra estancado.
El proyecto del pozo impulsado por Visión Mundial lo que espera es la acometida para la energía eléctrica que hará operar la bomba de agua, pero según Marvin Corea, encargado de Proyectos de Electrificación de Unión Fenosa-Masaya, la instalación se efectuará una vez que exista una entidad jurídica que se haga responsable del pozo, en este caso la alcaldía o una asociación de los pobladores.