Departamentos

Afirman que han estado en posesión de tierras del Timal


Los retirados del Ejército y desmovilizados de la Resistencia permanecen en posesión del antiguo ingenio Victoria de Julio, conocido como Timal, desde hace siete años, de manera pacífica e ininterrumpida, con ánimo de dueños, aseguró Carolina Navarro, señalada por miembros de la Asociación de Veteranos de Guerra del ex Ministerio del Interior asentados en la propiedad en conflicto, supuestamente de “tomatierra”, denuncia publicada en edición del primero de mayo en END.
La representante del Movimiento de Militares Retirados “Carlos Núñez”, sin beneficios, y miembro de la Coordinadora Nacional Agraria por la Paz y Reconciliación, afirmó que los desmovilizados que representa se encuentran desde el año 2001 y tuvieron que recurrir de amparo ante el Tribunal de Apelaciones durante la Administración de Enrique Bolaños en contra de la Intendencia de la Propiedad en diciembre de 2005, asegurando que se les estaba violando sus derechos y garantías constitucionales.
Según explicó Navarro, un funcionario de la Intendencia de la Propiedad venía entregando cartas de asignación a grupos no conocidos sobre la posesión en Las Mercedes, San Juan del Chagüite, El Papayal, entre otras áreas, pertenecientes a la finca 1322.
“Desmentimos a Vicente Galo Pérez, José Gómez Díaz y Eduardo Vanegas Arévalo, quienes nos denuncian de ‘traficantes de tierras’, cuando son ellos quienes han venido a perturbar la posesión al invadir con fuerza y violencia en los cuadrantes 90, 95, 85, 66, 76, que invadieron el 19 de enero de este año”, sostuvo Navarro.
Carolina Navarro insta a que se actúe con responsabilidad, y en el caso del señor Arévalo, lo llama a que no ande engañando ni extendiendo cartas de asignación, ya que la propiedad aún pertenece al Estado y están haciendo del conocimiento del caso a la Procuraduría General de la República y Corte Suprema de Justicia que nombró como delegada a conocer el caso a la doctora Georgina del Socorro Carballo Quintana.
Navarro responsabiliza a los miembros de la Asociación de Veteranos de Guerra del ex Ministerio del Interior y a Eduardo Vanegas de las repercusiones que puedan resultar de estos azuzamientos, sosteniendo que las autoridades ya conocen de esta grave situación.