Departamentos

SOS por Río Viejo, de San Rafael del Norte

* Es el principal afluente del Lago de Managua

San Rafael del Norte
El Río Viejo, recurso hídrico de mucha importancia para San Rafael del Norte, está muriendo poco a poco, al perder de su corriente, desde hace seis años, hasta cinco metros cúbicos de agua, año con año.
Esto sucede porque las montañas de donde nacen las fuentes que abastecen al río del vital líquido han sido taladas totalmente y convertidas en potreros, sin que las autoridades correspondientes --Inafor, Marena y autoridades municipales-- se hayan hecho eco de ese mal ambiental provocado por gente sin conciencia.
Pero lo más crítico es que de las corrientes del moribundo río se lleve el agua potable a más de mil familias de San Rafael del Norte, Sabana Grande, La vuelta del Roble y La Tejera: y la empresa aguadora no puede reforzar con pozos, porque no hay mantos acuíferos en el suelo rafaelino según estudios hechos por entendidos en la materia.
Principal afluente del Lago de Managua
Considerando que el Río Viejo es el principal afluente del Lago de Managua y que a su paso abastece de agua a más de 20 comunidades, hasta llegar a Santa Bárbara, se hace necesario prestarle la atención que requiere antes de que sea demasiado tarde.
Alrededor de esto deben cerrar filas las autoridades municipales, no otorgando más permisos para cortes de madera la Unidad de Gestión Ambiental (UGA), de la Alcaldía y la Comisión Ambiental Municipal (CAM), que efectuara un monitoreo para tratar de evitar un desastre ecológico.
Urge decreto de Alerta Roja
La amenaza es seria y el Río Viejo puede secarse a corto plazo, causando las más terribles consecuencias a todos, especialmente a la niñez que hoy está naciendo; por eso se hace necesario que el consejo municipal decrete de inmediato Alerta Roja, la que deberá tomar en cuenta el gobierno central y prestar todo el apoyo para evitar que San Rafael del Norte se vuelva desierto en poco tiempo.
Otros que sufren las mismas consecuencias
En seminarios que se han venido dando desde el año 2000 en la ciudad de San Rafael para la formulación de planes ambientales de este municipio se ha conocido que de las montañas de San Rafael del Norte nacen los principales afluentes del Río Montecristi de Yalí y de Pantasmo, los que acusan mermas en sus corrientes de agua por las talas que se han venido dando sin control a lo largo y ancho del municipio de San Rafael del Norte.