Departamentos

Emergencia por agua en Chontales

* Exhorto a que suspendan de inmediato la tala de árboles y quemas * Juigalpa centra esperanzas de calmar sed con agua del Cocibolca

Yelba Tablada

JUIGALPA
Los alcaldes del departamento de Chontales declararon estado de emergencia ante la terrible crisis de agua que en los últimos meses se agudiza de forma preocupante, y solicitan el apoyo al Gobierno Central para garantizar a sus habitantes el abastecimiento del vital líquido.
A través de un pronunciamiento instan a la Policía Nacional, Ejército, Mag-For, INTA, Inafor, IDR, Enacal, Marena, Minsa, Mined y Poder Judicial a aplicar el marco jurídico a aquellas personas que atentan contra los recursos hídricos, además de promover campañas de sensibilización, protección del medio ambiente, flora, fauna y programas de reforestación.
Los diez ediles de Chontales exhortan a productores, ganaderos, aserradores, dueños de aserríos y leñadores a suspender las actividades de tala de árboles y quemas, por ser éstas las principales causas para la desaparición de las fuentes acuíferas.
El alcalde de Santo Tomás, Eduardo Cabrera Argüello, planteó que la crisis del vital líquido que se vive en su municipio es una de las más fuertes en comparación con Acoyapa, Juigalpa y Cuapa, “porque aquí la gente recibe el servicio a la muerte de un obispo”, puntualizó el jefe de la comuna.
Llegarán especialistas
de Enacal central
Informó el munícipe que el jefe de operaciones de Enacal central asignará dos especialistas para buscar alternativas a corto plazo, que están dirigidas a ampliar la presa de Quipor y perforar más pozos que fortalezcan la distribución de agua en el municipio.
El alcalde santo tomasino hizo un llamado a los empresarios del sector lácteo y transportistas a no seguir contaminando ríos y quebradas que aún quedan, porque de lo contrario procederán a imponerles multas económicas y otras sanciones.
Al menos el municipio de Juigalpa tiene la esperanza de que calmarán su sed del lago Cocibolca dentro de dos años que el proyecto funcione, pero en el municipio de Santo Tomás la crisis es peor porque sus fuentes se están secando y no hay dónde calmar la sed.