Departamentos

Fibra de plátano revoluciona industria del mueble


Positiva, amena, entretenida y muy laboriosa, así es Yadira Alemán Ortiz, artesana de madera-mueble y mimbre de Masatepe. Ella destaca por la originalidad de sus diseños en muebles para el hogar a base de fibra de plátano, uso que su padre descubrió en esta materia prima y que ha venido a revolucionar la industria del mueble en Nicaragua.
Lleva más de ochos de participar en ferias internacionales tanto en Centroamérica como en Estados Unidos, y sus modelos se venden como “pan caliente” porque llenan las expectativas de los gustos más exigentes.
Es hija de un matrimonio de artesanos y además de fabricar muebles es también la mejor vendedora y divulgadora de los diseños familiares, hecho que la sitúa en una posición privilegiada al momento de la comercialización.

Buena acogida en Panamá
Hace tan sólo unas semanas Yadira regresó de la Feria de David Chilquí, realizada en Panamá, donde obtuvo, como de costumbre, buenos resultados. Muy orgullosa refiere que tiene placas de participación y reconocimiento de cada uno de los países que visita.
En cuestión de mercado, lamenta mucho que el Canal de Panamá haya regresado a manos nacionales “porque cuando estaban los gringos se movían muchos dólares y los empresarios que estaban radicados en ese país compraban, pero ahora las ventas han decaído”.
Dijo que este año camina con paso más seguro porque la Cooperación de Austria, a través del Programa de Desarrollo Local de Masaya, Prodelmas, los apoyó con el cincuenta por ciento de los gastos para participar de la Feria en Panamá, de donde logró traer mil dólares de ganancia, después de sacar los gastos invertidos en la actividad.

Primer envío a México
Muy orgullosa refiere que el primer envío de muebles de fibra de plátano lo mandó el año pasado a México y resultó toda una novedad, hoy estudia nuevos pedidos, “pero se necesita capital para abastecer la demanda del mercado”, refiere.
Los más beneficiados con esta iniciativa son los productores de plátano de Rivas, quienes seleccionan y procesan la mejor fibra para entregarla a la mueblería de Yadira Alemán, situada contiguo a la gasolinera Petronic de Masatepe.
“Nicaragua queda en alto nivel en lo que es mueble”, fue el comentario que hizo un delegado gubernamental que trabaja con la Pequeña y Mediana Empresa, al valorar la exposición que realizaron los artesanos de las ramas mueble, calzado y vestuario de Masaya.

Apoyo de Austria
Se mostró agradecida por el apoyo recibido por la Cooperación de Austria, la que tiene cuatro años de ayudar a los artesanos de Masatepe, donando tres cámaras de secado de madera, y hoy continúa apoyando a través del Programa DEL, de Masaya.
Asegura la artesana que las ferias internacionales le han servido tanto a ella como a su familia para hacer contactos con empresarios importantes, quienes después de meses aparecen por su tienda de exposición con ambiciosos contratos para exportar muebles.

Analizan propuesta
“Ahorita analizamos la oferta de un inversionista norteamericano que apareció con un contrato por cinco años, lo estamos analizando, creo que no nos conviene firmar por tanto tiempo, porque los costos incrementan y ellos proponen un precio que se mantendría estático. Ese punto nos tiene pegados”, explicó.
Su empeño por superarse en la vida lo heredó de su abuelo, Eustaquio Ortiz, creador del mueble de mimbre estilo colonial en Nicaragua. Según Yadira, éste ganó la medalla en oro en el año 1936, y se la entregó Anastasio Somoza.
Don Eustaquio fundó en esa época un pequeño taller-escuela y formó a un grupo de artesanos en la elaboración de muebles de mimbre, y recomendó a sus alumnos que cuidaran el oficio “porque será para ustedes la gallinita de los huevos de oro”.
Siempre que un artesano tiene la oportunidad de ser entrevistado por un medio de comunicación, por muy exitoso y creativo que resulte, la demanda siempre es la misma: “Necesitamos financiamiento del Estado”, particularmente para asistir a las ferias internacionales, las que les dejan los mayores dividendos.
Recordó que el ex presidente Enrique Bolaños les prometió el año pasado, antes de dejar el cargo, durante una feria realizada en el edificio Invercasa, que el Estado contaba con 200 millones dólares para apoyar la micro, pequeña y mediana empresa “pero no sabemos dónde los dejó, porque hasta ahora no vemos ese apoyo”.
Señaló que los artesanos no buscan que les donen, sino que les presten a un interés bajo para poder desarrollarse en el mercado. Yadira Alemán lamentó también la existencia de organismos no gubernamentales, como Asodenic, que realizan préstamos y luego les quitan hasta las herramientas de trabajo cuando se atrasan en el pago de las cuotas.
Trabajar y comercializar con muebles le ha permitido a esta mujer conocer a mucha gente interesante de la política y la poesía, como es el caso de la poeta Gioconda Belli, la que ha decorado el exterior de su casa con muebles producidos en el taller de Yadira Alemán.
Recuerda también entre sus clientes favoritos al ex Procurador de la Niñez y la Adolescencia Carlos Emilio López; al comandante Humberto Ortega, quien siempre manda una avanzada al negocio para impedir la afluencia de compradores y ser atendido con exclusividad.
De igual forma, están en su lista de clientes exclusivos el ex presidente Arnoldo Alemán, funcionarios de la embajada norteamericana y de otras sedes diplomáticas acreditadas en el país.
Señaló también como a los mejores compradores de muebles a los europeos, quienes conocen de calidad y no regatean precios cuando les gusta una pieza.
Actualmente la familia Alemán Ortiz se prepara para participar en el Congreso Latinoamericano de Artesanos a realizarse el próximo mes de mayo en la ciudad de Masatepe, en la antigua estación de ferrocarril, donde hoy con fondos de la Cooperación de Austria se finalizan trabajos de remodelación para inaugurar lo que será el nuevo mercado de artesanías.
Los diseños de mueble con los que participarán ya están elegidos y se muestra segura, igual que en otros eventos internacionales, en que sus muestras son objeto de elogios y admiración.