Departamentos

En búsqueda del tiburón del Cocibolca

* Las condiciones ambientales del cuerpo de agua y la caza indiscriminada del pez lo ponen en peligro, pero aún hay esperanzas

La ausencia de tiburones en el Lago Cocibolca y en el río San Juan es un dato importante que representa una alarma sobre las condiciones ambientales de ese ecosistema, dijo Elda Brizuela en el II Foro del Lago de Nicaragua en entrevista exclusiva a EL NUEVO DIARIO.
Ecóloga nicaragüense-costarricense, Brizuela ha trabajando para la cadena de televisión británica BBC, en la que se ha especializado en la documentación de tiburones en todo el mundo, y desde 1997 ha estudiado exclusivamente al “Carcharhinus Leucas”, popularmente conocido como tiburón Toro, que por milenios ha sido un migrante entre el Lago de Nicaragua y el Mar Caribe y más allá.
Brizuela creció en los márgenes del río San Juan, y desde pequeña recuerda “el milagro de ver los tiburones por el río”, lo que personalmente la ha motivado a estudiar esta especie que cada vez es menos notoria en el lago.
“La ausencia de este animal nos arroja un dato importante de que algo está pasando con las condiciones del lago y del río”, dice Brizuela, quien recuerda que décadas atrás, el tiburón Toro fue cazado en la “boca del río” con el fin único de utilizar sus aletas.
¿Desmejoramiento del agua provoca que no entren?
Ahora, que está en peligro de extinción, es más cotizado vivo, aunque por otro lado, el que cada vez entren menos al río da “sospechas científicas que se debe a un desmejoramiento en la calidad del agua”, dice la ecóloga.
No era especie encerrada
Los primeros estudios sobre estos “tiburones de agua dulce” fueron realizados en las décadas de los 40 y 50 por el naturalista científico y jesuita Ignacio Astorqui y por Tomás Torson, quienes descubrieron que estos peces enormes no eran una especie encerrada, como originalmente se suponía, y hasta le pusieron un nombre científico: “Eulalia nicaragüense”.
Luego de haber “plaqueado” a los tiburones, las investigaciones realizadas por estos dos científicos determinaron que el “Carcharhinus Leucas”, o tiburón toro, que de igual manera entra a los ríos Mississippi y Amazonas, en nuestro país lo hace a través del río San Juan hasta llegar al Lago Cocibolca, “pero la diferencia es que es la única especie en el mundo que entra a un lago”, asegura Brizuela.
Proyecto binacional
Otras especies como el róbalo, el sábalo y el pez sierra tienen esta capacidad biológica de eliminar sus sales en la medida que entran a aguas dulces. Y según la investigación que realiza Brizuela, la teoría apunta a que lo hacen para limpiarse de parásitos que adquieren en aguas saladas.
Actualmente como proyecto binacional entre Costa Rica y Nicaragua, la revista y cadena televisiva National Geographic prepara una nueva investigación con la que pretenden monitorear los patrones de movilidad del tiburón vía satelital.
Para tal proyecto Brizuela, en conjunto con el nicaragüense Armando Gueda, de la Universidad Sarasota, activará el proyecto que en unos años arrojará nuevos datos sobre el comportamiento de esta especie.
En septiembre de 2006 fue la última vez que Brizuela y otros científicos lograron ver al tiburón Toro en el lago, cerca de la entrada del río San Juan.
Acuario en Granada
Asimismo, como parte del proyecto, próximamente se espera la aprobación del financiamiento para la construcción de un acuario en la ciudad de Granada que albergará a las distintas especies del lago.
El acuario, que tendrá el nombre de Centro Mesoamericano de Agua Dulce “Ignacio Astorqui”, será un centro de información para los demás departamentos de la cuenca.