Departamentos

Río Coco está seco

* Autoridades locales se comprometieron a ser duros en la aplicación de la ley para todo depredador que continúe perjudicando el recurso hídrico

Leoncio Vanegas

OCOTAL, NUEVA SEGOVIA
¡Basta ya! dijo el alcalde Marciano Berríos y el Concejo a la extracción de arena en el río Coco, en lo que corresponde a la jurisdicción de este municipio.
El órgano decisorio local sesionó el último miércoles para analizar el desastre ambiental que areneros locales de Estelí y Madríz han ocasionado con su descontrolada actividad por llevarse la grava blanca.
Los concejales facultaron al alcalde para que mediante un bando prohíba la extracción del material en los 1,016 kilómetros cuadrados de cuenca que le corresponden a este territorio. También activaron la comisión de asuntos sociales, niñez, mujer y medio ambiente para que dictamine si es o no necesaria una declaratoria de desastre ambiental.

Primeros acusados
La vicealcaldesa Jilma Rodríguez, que ha enfrentado personalmente a los areneros para detener la depredación del río, presentó un dramático informe con fotos y vídeos que mostró un cauce convertido en una carretera polvorienta por donde transitan pesados camiones.
Dos propietarios de fincas adyacentes al cauce, fueron denunciados formalmente por Rodríguez ante la Fiscalía Ambiental por la supuesta comisión de delitos ambientales. Los acusados comercializan la arena del cauce del río sin tener ninguna autorización legal, además, por usurpar un bien público.
La comuna también ha recibido quejas de los vecinos del barrio Sandino porque el paso frecuente de camiones areneros por sus calles levantan polvareda que va contra su salud, además, porque los pesados camiones ponen en peligro a los peatones y el adoquinado de la red vial.
“Solamente la Alcaldía sacará arena de un banco que está a cuatro kilómetros al oeste del puente, únicamente para los proyectos de infraestructura social”, señaló la vice edil.
También ratificaron la compra de dos caballos para que policías municipales --a ser nombrados próximamente-- se movilicen por la cuenca para que eviten la acción de depredadores.