Departamentos

Bluefileños sacian sed con agua sucia

* Estudios indican que el 90 por ciento de los pozos de esta ciudad caribeña están contaminados con coliformes fecales

Heberto Jarquín

Bluefields / RAAS

Los habitantes de Bluefields no tienen que escarbar mucho para buscar agua, porque el manto freático se encuentra casi en la superficie, pero la falta de planificación urbanística incidió para que en la mayoría de los hogares construyeran los pozos cerca de las letrinas, lo que ha provocado una severa contaminación del vital líquido con coliformes fecales.
El doctor Abraham Mayorga, jefe del Sistema Local Integral de Atención de Salud (Silais) de la Región Autónoma Atlántico Sur, informó que un estudio reciente reveló que el 90 por ciento de los pozos de esta ciudad, equivalente a unas seis mil surtidoras de agua domiciliares, de centros públicos y de centros comerciales, contienen residuos de heces humanas.

Un balde cuesta cuatro córdobas
“Las vendedoras de comida tenemos que pagar hasta 40 córdobas diarios para abastecernos de agua de mala calidad en los pozos ubicados cerca del Mercado Municipal”, se quejó la vivandera Alejandra Urbina.
Doña Alejandra dijo que lo menos que pagan por un balde de agua de cinco galones son cuatro córdobas. “Y todavía tenemos que hervirla para tomarla o preparar la comida y los refrescos con confianza”, comentó.

Bolaños y sus falsas promesas
En tanto, el universitario Erwin Espinoza lamentó que el ex presidente de la República, Enrique Bolaños, haya venido a mediados del año pasado a inaugurar pomposamente un proyecto de agua desalinizada que costó más de ocho millones de dólares, pero el vital líquido aún no llega a los más de 10 mil hogares de Bluefields.
“Parece que el costo del agua tratada con ese sistema es muy costoso y la poca que suministra Enacal la obtiene de pozos y no es apta para el consumo humano”, señaló Espinoza.
Por su parte, Alejandra Urbina opinó que el agua de mala calidad puede ser la causante de las enfermedades diarreicas y de los parásitos que afectan especialmente a los niños.
El director del Ministerio de Salud en Bluefields, doctor Jairo Rocha, dijo que algunas picazones y hongos en la piel que afectan a habitantes de Bluefields pueden ser provocados por usar agua no tratada para bañarse.
El galeno recomendó utilizar cloro o hervirla para mejorar el agua de consumo humano que en esta ciudad proviene de pozos contaminados.