Departamentos

Bajón en producción pecuaria y avícola


LEÓN
La presencia de parásitos en aves de corral, cerdos, cabras, pelibuey, caballos y ganado vacuno disminuyen el crecimiento, desarrollo y capacidad de producción de los animales domésticos.
Los parásitos pueden ser transmisibles y provocar daños irreversibles en la salud del ser humano; la falta de recursos económicos y la poca cultura de prevención de enfermedades ocasionan pérdidas en las inversiones familiares en pequeñas parcelas.
El Centro de Estudios, Diagnósticos e Investigación de Veterinaria (Cedive), de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Ciencias Comerciales (UCC), con el respaldo económico de la Fundación para el Desarrollo Agropecuario y Forestal de Nicaragua (Funica), efectuó el diagnóstico de enfermedades endoparasitológicas en 46 fincas de pequeñas productoras de Malpaisillo.
“El estudio permitió conocer la situación sanitaria y epidemiológica de las enfermedades endoparasitológicas de importancia económica en sistemas de producción animal en pequeñas parcelas”, aseguró Enrique Rimbaud, Decano de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UCC.
Destacó que a través del control sanitario en las especies domésticas, los productores garantizan el bienestar animal y mejores rendimientos de producción.
Las enfermedades parasitarias internas están representadas por bastante gravedad por parásitos que se alimentan de sangre, las más afectadas son las cabras y los caballos que carecen de atención por parte de sus propietarios para desparasitarlos.
“Esta situación es grave porque son animales que son utilizados para el trabajo y su rendimiento disminuye”, refirió Rimbaud. La UCC ejecutará un plan de desparasitación de equinos en las comarcas El Barreto, La Esperanza, El Jícaro, El Madroño, El Paraíso, Jorge Barreto, La Esperanza, Las Lechuzas, Las Lomas, La Unión, Piñuelar, Puente de Oro, Sabaneta, San Agustín, San Claudio, Santa Teresa y Solapa, jurisdicción de Malpaisillo, con el fin de contribuir a la sanidad animal.
Para el estudio se tomaron 896 muestras de materia fecal de diferentes especies de animales domésticos en 46 pequeñas productoras y promotoras de sanidad animal aglutinadas a la organización Xochilt Acalt.
“Los productores tienen debilidades en diagnosticar las enfermedades y se han manifestado problemas en rendimiento en la producción de carne, leche, huevos y altos índices de mortandad de las especies y esto repercute en disminuir los ingresos familiares”, afirmó Pedro Vargas, coordinador de Funica en León, quien aseguró que en la primera fase del proyecto se invirtieron más de ocho mil dólares.