Departamentos

“La tierra está muy mal”


La lectura del Manifiesto de Solentiname fue el resultado del Primer Encuentro de Escritores por la Tierra realizado el pasado fin de semana en la ciudad de Granada.
El Manifiesto, firmado por más de “cien escritores de la aldea global”, entre ellos científicos y literatos, propone cerca de 30 iniciativas para incidir en los desafíos que exigen concienciar sobre los cambios ambientales, la igualdad de oportunidades entre géneros y el cambio de las políticas neoliberales.
“Hoy deseamos exhibir la realidad de un planeta que se destruye, que navega a la deriva en el mar de la globalización, en el deterioro ambiental y la violación de los derechos humanos”, reza el primer enunciado del Manifiesto de Solentiname, el cual fue grabado por un equipo de la televisión española.
Entre las particularidades, el texto resalta que de los 7 billones de personas en el mundo, los países ricos consumen irresponsablemente por encima de la capacidad de reproducción de la naturaleza, mientras que la mitad de la población padece de hambre, y la falta de agua ya es un conflicto visible en algunas partes del mundo.
Mujer llamada a feminizar el mundo
“La educación, la cultura, el conocimiento y la igualdad de oportunidades son factores evidentemente negados a una parte importante de la humanidad”, señala Manifiesto.
Por lo tanto, “la mujer está llamada a jugar un papel decisivo, ya que la liberación de la naturaleza y de la humanidad vendría impulsada por una feminización del mundo que ayude a tener mayor prudencia ecológica, eficiencia económica y respeto para con los pueblos indígenas”.
Entre las demandas redactadas por los escritores destacan: erradicar la pobreza extrema y el hambre; lograr la enseñanza primaria universal, promover la igualdad de género y la autonomía de la mujer, e impulsar la información, la educación y la economía ambiental.
Igualmente existen iniciativas para que al año 2015, la ayuda de los países ricos a los pobres se traduzca efectivamente, al igual que se haga una reducción de las deudas como un planteamiento de reglas de comercio más justas entre las naciones ricas y pobres.
Cambio climático es el primer síntoma de agonía
“La tierra está muy mal, y la estamos llevando a una agonía, nadie se lo creía y ahora empezamos a ver los primeros síntomas con el cambio climático”, dijo Ángel Juárez, Presidente Mediterránea, y una de las organizadoras del evento
El Manifiesto de Solentiname será remitido a todos los gobernantes del mundo y a instituciones ambientales, para volver a ser cotejado en dos años, posiblemente en Barcelona, España.
Al final del encuentro se ofreció un concierto abierto en la Casa de Los Leones, amenizado por los artistas nacionales Perrozompopo y Luis Enrique Mejía Godoy, así como por el trovador cubano Eduardo Sosa y el pianista costarricense Manuel Obregón.