Departamentos

Sesión acalorada en Concejo de Jinotepe


Alberto Cano

Jinotepe
Entre gritos, acusaciones de ladrones y coimeros, y uno que otro golpeado durante los forcejeos, trascurrió ayer la agitada sesión extraordinaria del Concejo de Jinotepe, en la que el punto único de agenda fue la destitución del secretario del Concejo, Leonel Rojas Medrano, de la bancada del Frente Sandinista, a quien sus colegas le echaron en cara supuesta ineficiencia en el ejercicio del cargo que ostentó por casi tres años.
Con ocho votos, Rojas Medrano fue destituido, pero ni uno de los que emitieron juicio argumentaron los motivos para quitarle el cargo, lo que obligó al alcalde Álvaro Portocarrero Silva a suspender la sesión argumentando que aunque la decisión del Concejo era soberana, él no la compartía porque nadie de los que condenaba había señalado algo en concreto, más que uno que otro retraso en la entrega de las actas y certificaciones.
Antes de suspender la acalorada sesión, Portocarrero Silva, que fue el único que apoyó con su voto a Rojas, dijo que personalmente no tenía ningún inconveniente en trabajar con cualquiera de los concejales, pero estimó que nada justificaba en ese momento el cambio del Secretario del Concejo.
Cándida Rosa Cordero, de la misma bancada sandinista, dijo que el procedimiento fue correcto y que Rojas no debe apegarse al cargo, porque ese cargo es rotativo.
Sin embargo, el detonante sin dudas fue la aprobación de parte del Concejo de un proyecto para instalar un beneficio ecológico entre Jinotepe y San Marcos, en la zona donde queda la poca reserva de agua para Jinotepe y a cuya aprobación se oponen organizaciones ambientalistas y con su voto, el alcalde y el ahora ex secretario del Concejo.
Parece ser entonces que ante tales cuestionamientos los concejales que han pedido pruebas de las supuestas coimas recibidas se fueron contra Rojas, el más cercano colaborador del alcalde Portocarrero, mientras los munícipes pidieron pruebas de los cuestionamientos.
Mientras trascurría la sesión, cerca de un centenar de personas, todas de clara tendencia sandinista, llegaron hasta la sede del gobierno municipal, unas para respaldar la actuación de los concejales y otras para rechazarla.
El concejal sandinista Jonathan Vásquez Galeano, que interinamente fue nombrado nuevo Secretario del Concejo, acusó al alcalde de haber manipulado a quienes llegaron a la sesión porque no dejaban trabajar a los concejales y ofendían a los concejales, lo que despertó una airada protesta del alcalde, que señaló no necesitar de nadie para defenderse, porque lo puede hacer solo; y luego la sesión fue levantada.
No obstante, y para llenar el requisito de ley, y puesto que el vicealcalde César Bermúdez se quedó hasta el final de la sesión ante el intempestivo retiro del alcalde, los ocho concejales que votaron por la destitución del Secretario del Concejo continuaron con la sesión y dieron potestad de ley al vicealcalde, que siguió dirigiendo la sesión hasta que se llegó finalmente a la elección del concejal Freddy Santiago Solórzano Obando, que representa a lo que en su momento fue Alianza por la República (APRE).
Leonel Rojas, el destituido Secretario del Concejo, anunció que apelará la destitución, mientras el alcalde, un poco calmado, lamentó que su Concejo haya quedado ahora fraccionado, y atribuyó lo sucedido a las ansias de poder que algunos tienen de cara a las elecciones municipales, porque ya se escuchan nombres de posibles contendientes.