Departamentos

Indígenas se amparan contra Marena

* Gobierno Territorial hace graves señalamientos al Ejército por supuesto ultraje a nativos, por encargo del Marena

Heberto Jarquín

Bluefields
La semana pasada, dirigentes del Gobierno Territorial Rama y Creole (GTR) de la Región Autónoma del Atlántico Sur, introdujeron un recurso de amparo en el Tribunal de Apelaciones de Bluefields, contra la titular del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena), Amanda Lorío.
El recurso también va enderezado contra Iván Gasteazoro, Director General de Áreas Protegidas de esa entidad, y contra José Luis Galeano, Director de la Secretaría Ejecutiva de la Reserva de Biosfera del Sureste de Nicaragua (Serbsen).
El recurso de amparo fue interpuesto el miércoles por Sebastián McRea Ruiz y Pearl Marie Watson Presida, Presidente y Primera Secretaria, respectivamente, del Gobierno Territorial Rama y Creole, quienes argumentan que el Marena prohibió de forma ilegal que los miembros del pueblo Rama y Creole accedan, permanezcan y realicen con libertad sus actividades de subsistencia dentro de su territorio tradicional, sobre el que el Estado creó la Reserva Biológica Indio-Maíz.
Los indígenas Rama y Creole sustentan su demanda en la Constitución Política de Nicaragua, la Ley 28 o Ley de Autonomía, y la Ley 445 sobre el Régimen de Propiedad Comunal de los Pueblos Indígenas y Comunidades Étnicas de las Regiones Autónomas de la Costa Atlántica de Nicaragua, y de los ríos Bocay, Coco, Indio y Maíz.
Pearl Watson afirma que el Gobierno Territorial Rama está conformado por las autoridades comunales de Rama Cay, Zompopera, Punta Águila, Cane Creek, Wirin Cay, Sumu Kat, Río Indio y las comunidades afrodescendientes de Monkey Point y Río Maíz.
Watson dijo que el Estado decretó la creación de la Reserva Indio-Maíz sin consultar y sin tomar en cuenta a los indígenas Rama. “Ese acto lo quieren culminar ahora con un inminente desalojo por parte del Ejército de Nicaragua, orientado por Marena en contra de los indígenas que viven dentro de esa reserva.

Represión
El dirigente Rama, Augencio Salomón Daniels, denunció que en diciembre de 2005 viajó junto a una comisión a San Juan de Nicaragua a informar al Marena que pretendían realizar trabajos de levantamiento geográfico y un censo de los indígenas que viven dentro de la Reserva Indio-Maíz.
“Aparentemente los funcionarios de Marena no presentaron objeción, pero cuando llegamos al terreno fuimos detenidos en un puesto del Ejército donde nos dijeron que esa institución (Marena) no permitía acceso a la reserva, sin excepción, e incluso mandaron a disparar a esos militares para detenernos e intimidarnos de tal forma que tuvimos que salir de la reserva”, denunció Salomón.
Mientras que Hilario McRea, un indígena que vive dentro de la reserva, dijo que ese no es un caso aislado. “En los retenes militares de la reserva no dejan pasar ni siquiera a las mujeres y niños que van a buscar asistencia médica, incluso el Ejército nos amenaza con armas de guerra y decomisa alimentos”, se quejó.
McRea, quien fue conocido como “Coyote” en las filas de la guerrilla indígena durante los años 80, dijo en tono desafiante que no permitirán que el Marena y el Ejército les impidan transitar y vivir en la zona de los ríos Indio y Maíz, donde han habitado ancestralmente.
Lorenzo Martínez Ruiz, un dirigente juvenil Rama, afirmó que el Marena y el Ejército actúan con criterios racistas, porque no toman las mismas represalias en contra de colonos mestizos del interior del país que se han asentado en el área protegida de Cerro Silva, ubicada al norte de la Reserva Indio-Maíz.

Desinformados
El recurso de amparo interpuesto por el Gobierno Territorial Rama contra el Marena, tomó por sorpresa a los directivos de esta entidad estatal. Eso fue lo que confesó su viceministro Jacobo Charles Simeón, quien dijo que todavía no han recibido la notificación del Tribunal de Apelaciones de Bluefields.
Charles afirmó que desde 2005 el Marena en conjunto con otras instituciones ha realizado acciones para evitar la invasión masiva de 5 mil familias en la Reserva Indio-Maíz.
“Las acciones desarrolladas han incluido procesos legales en contra de dirigentes que levantan a una parte de la población para invadir ilegalmente esa reserva, además, se ha fortalecido los puestos de control para impedir el ingreso de los invasores”, indicó Charles.
El viceministro dijo que existen líderes que se autollaman indígenas Rama cuando en realidad son mestizos de distintos puntos del país, que han utilizado documentación falsa, pretendiendo presentarse como verdaderos dirigentes de esa etnia.
“Nosotros (gobierno) somos defensores de los pueblos indígenas y ratificamos los derechos de los pueblos indígenas en la conservación de los recursos naturales y de su cultura”, reiteró Charles.
En tanto, el divulgador del Ejército, teniente coronel Álvaro Ibarra, dijo por la vía telefónica que se comunicará con la jefatura del destacamento del Sur para consultar sobre la denuncia de los indígenas que señalan a la institución castrense como racista represora de los Rama que residen en la Reserva Indio-Maíz.