Departamentos

Escuelas de Matagalpa saturadas

* Alumnos reciben clase al aire libre, aguantando sol, polvo y viento * Famosos “toldos” no aparecen por ningún lado * Para rematar, uno de los centros no cuenta con servicio sanitario

Francisco Mendoza

Con el incremento de la matrícula este año, los centros se han visto abarrotados por los alumnos, y algunos no cuentan con las aulas necesarias para que puedan recibir las clases respectivas, por lo que están haciéndolo bajo los árboles, aguantando polvo y sol, mientras los directores no hallan que hacer, ya que han tocado todas las puertas y no les dan respuesta.
Uno de los centros que está pasando por grandes dificultades es la escuela “Rubén Darío”, en donde 200 alumnos están recibiendo clases al aire libre, lo que dificulta su aprendizaje; y los maestros, debido al sol y al viento que azota la ciudad, no pueden impartir adecuadamente sus clases, aseguraron los docentes.

3,300 alumnos en un centro para 1,600
La matrícula normal que tenía este centro de estudio era de mil 600 alumnos, pero ésta incrementó a 3,300, aseguró su director, el profesor Franklin Rivera, quien señaló que desde el inicio de las clases ha estado gestionando los “toldos” con la delegada municipal, pero la repuesta que ha tenido es que todo esto es con Managua, por lo que se ha movido a la capital, pero también “le han cantado cero”, por lo que ha mandado cartas al ministro Miguel de Castilla, pero no ha recibido repuesta.

No hay servicio higiénico
El director del centro de estudio fue más allá al asegurar que además de la falta de aulas para los estudiantes, no cuentan con el servicio sanitario, por lo que han tenido que construir una letrina de emergencia para resolver el problema, debido a que antes los alumnos tenían que aguantar y buscar los potreros para hacer sus necesidades fisiológicas.

Escuela tiene 16 años sin mantenimiento
La escuela “Rubén Darío”, en donde se imparten clases en los turnos matutino, vespertino, nocturno y sabatino, tiene 16 años de no recibir mantenimiento, aseguró el docente, quien finalizó agregando que con fondos propios están construyendo un aula, pero ésta no vendrá a resolver la problemática total del centro.
La Federación de Estudiantes de Secundaria está realizando un recorrido por distintos centros de estudios, y ha encontrado problemas de hacinamiento en las aulas del Instituto “Elíseo Picado”, en la escuela “Larreynaga”, donde los alumnos reciben clases en el piso, y en la escuela “Baldelomar”, del barrio La Chispa, por lo que brindará un informe al finalizar el estudio sobre la problemática del estudiantado matagalpino.