Departamentos

Convierten catedral en servicio higiénico

* Indignación de notables, y recuerdan a autoridades que edificio está propuesto a ser Patrimonio de la Humanidad * Proponen cercarla y piden a pobladores educación y respeto a la pieza colonial

Los cimientos del edificio de la Basílica Catedral de la Asunción de María en León, nominada por el Estado de Nicaragua ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) como Patrimonio Cultural de la Humanidad, se ha convertido en un servicio higiénico al servicio público.
Ese uso se lo dan personas inescrupulosas que desvalorizan la joya arquitectónica más valiosa en Latinoamérica.
Los respiraderos de los sótanos de la Catedral se encuentran hediondos y seriamente carcomidos por la orina y desechos que diariamente recibe por ciudadanos faltos de cultura.
Proponen cercarla
Para combatir este problema que destruye cada día la estructura del templo, Silvia Morales, administradora del Archivo Diocesano de León, recomienda a las autoridades de cultura construir inmediatamente verjas de hierro al estilo neoclásico que concuerden con el diseño del imponente monumento y contribuyan a su protección, ya que la falta de conciencia ciudadana de algunos pobladores pone en peligro la estructura física del edificio.
“Instalar barandas de hierro en el contorno del templo no es ningún pecado, no atenta contra su edificación y diseño arquitectónico, sino que preservaría la estructura física del monumento”, afirma Morales, quien agrega que existen otros templos católicos que tomaron la decisión de instalar rejas de hierro para su resguardo como El Calvario, San Felipe y San José.
El desinterés de las autoridades nacionales y municipales en proteger el templo católico pone en riesgo su nominación ante la Unesco porque se están violentando las directrices de aplicación de la Convención para la Protección del Patrimonio Mundial.
Según Morales, el monumento histórico y cultural más importante del país está convertido en un servicio sanitario público, “es asqueroso acercarse a la Basílica Catedral tanto por el frente como por su parte trasera, en donde se aprecian heces fecales, hediondez en las paredes por la orina y deterioro en sus estructuras”, denunció.
“Muchas veces hemos pasado vergüenza con delegaciones diplomáticas y turistas que visitan el templo porque se han escapado de embarrar de heces fecales a orillas de las puertas principales del edificio”, agregó molesta la funcionaria durante un encuentro con representantes de distintas instituciones culturales de la localidad en la conferencia sobre la importancia del inventario y catalogación de los museos y obras de arte para su protección patrimonial impulsada por la Universidad Cristiana Autónoma de Nicaragua (UCAN).
“Falta educación”, dice historiador
Manuel Noguera, reconocido historiador nicaragüense y expositor de la conferencia, aseguró que hace falta educar a la población para que se involucre en el cuido de las reliquias culturales que forman parte del Patrimonio Histórico de la Humanidad.
Noguera destacó que existen monumentos culturales de gran importancia en nuestro país que se encuentran seriamente desprotegidos por las autoridades y por la misma población. Algunos templos católicos han sido usurpados y destruidos por delincuentes.
Otros sitios históricos y culturales permanecen en el olvido como las ruinas de León Viejo, San Sebastián y Veracruz. “Es necesario asegurar las puertas de los edificios, establecer mayor vigilancia y personal especializado para la limpieza y manipulación de imágenes, documentos escritos y objetos de incalculable valor cultural, puntualizó Manuel Noguera.