Departamentos

Agua llega de forma irregular a los grifos de casas estelianas


Máximo Rugama

La mayoría de las familias estelianas “está pegando el grito al cielo” porque desde hace varios días reciben de forma irregular el servicio de agua, ya que una empresa privada lleva a cabo la instalación de nuevas válvulas.
El proyecto es bueno, ya que no sucederá como en el pasado, que cuando las tuberías de agua potable se dañaban, para repararlas, ENACAL dejaba sin el servicio a casi toda la ciudad, puesto que no había válvulas de control para afectar específicamente el área donde se registraba el imprevisto.
Sin embargo, a consideración de la ciudadanía la empresa que ganó la licitación está haciendo los trabajos de forma muy lenta.
En esta ciudad, en esta semana ya se sufrió la falta de agua, ya que el servicio fue suspendido desde las seis de la mañana del jueves, y lo restituyeron hasta la medianoche del mismo día. El problema se agrava en los barrios de la zona alta.
El proyecto que lo financia la Unión Europea, Enacal y la Alcaldía de Estelí, incluye la ampliación de las redes de agua potable y alcantarillado sanitario en más de 25 barrios de la zona baja.
Las críticas se han acentuado ya que la entidad privada ha partido la vía Panamericana en más de dos ocasiones, y no ha compactado el suelo, mucho menos reparado la zona donde han zanjeado, por lo que hay una zanja angosta poco visible y los automotores caen en ella, provocando daños a la carrocería.
Sumado a la falta de agua está el hecho de que los trabajadores de esa empresa al realizar las excavaciones no han colocado ninguna señal de advertencia sobre los trabajos para evitar algún accidente.
Supuestamente también los cortes prolongados se dan porque una tubería madre quedó mal instalada, y constantemente hay afectaciones por la presión que lleva el vital líquido.
Se asegura que el problema estará solucionado para abril o mayo, mientras tanto, los pobladores de los distintos barrios estelianos deberán esperar. Ahora bañarse en Estelí casi es un lujo, debido a la falta de agua porque las familias priorizan el recurso cuando logran almacenarlo.