Departamentos

Fundación Nijmegen-Masaya se hermana con Alternativa


Durante veinte años Masaya ha sido privilegiada por la cooperación holandesa, apoyo que se ha oficializado entre los gobiernos municipales de Nijmegen y de “La Ciudad de las Flores”. Hoy esta cooperación trasciende a organizaciones de la sociedad civil de ambas ciudades.
En Masaya, la Asociación para el Desarrollo Económico con Equidad, Alternativa, la Asociación Rural de Desarrollo de El Llano, Ardilla, y la Asociación para el Desarrollo Económico con Equidad se hermanaron mediante la firma de un convenio con la Fundación Hermanamiento Nijmegen-Masaya.
El hermanamiento entre organizaciones significa también la ejecución de acciones de impacto social, para esto la fundación holandesa hizo entrega de 35 mil dólares, dinero que será administrado por Alternativa para financiar a pequeños artesanos, mediante el otorgamiento de préstamos por el monto de 250 dólares, al uno por ciento de interés.

Compartiendo experiencias
Además de otorgar financiamiento, la alianza entre organizaciones persigue compartir experiencias novedosas y positivas, e incidir en las políticas de desarrollo, tanto del campo como de la ciudad.
El proyecto contempla, además del crédito, apoyo técnico y de sensibilización para que elaboren productos de mayor calidad, así como promover la asociatividad como única alternativa para competir en el mercado.

Tres premisas
“La complementariedad, la confianza y el no protagonismo” son las tres premisas importantes que identifica él representante de Alternativa, Leonardo Martínez, en esta iniciativa que involucra a tres organizaciones con enfoque de desarrollo en el departamento de Masaya.
Para Martínez la competitividad de un territorio se mide por la capacidad de generar ingresos y puestos de trabajo, “por tanto, el esfuerzo conjunto hace que se convierta en un proyecto sostenible”.
Reiteró que el alcance del proyecto trasciende del componente económico al social, porque todo el esfuerzo está orientado a crear capacidades locales.
El presidente de Ardilla, Julio César Carballo, manifestó que la gente de Llano Grande se dedica netamente a la agricultura y a la elaboración de artesanía tallada en madera, y dijo sentirse satisfecho de poder articular esfuerzos para que el desarrollo económico y social sea una realidad.
Por su parte, una brigada de holandeses, miembros de la Fundación de Hermanamiento Nijmegen-Masaya, visitó las instalaciones de Alternativa, donde se reunieron con representantes de Ardilla y de la Asociación para el Desarrollo Económico con Equidad.
La delegación, conformada por diecinueve holandeses, se mostró satisfecha de conocer y ver el resultado del trabajo de los artesanos de Llano Grande y Masaya, con quienes Alternativa viene trabajando desde hace muchos años.
Los primeros 35 mil dólares donados por la Fundación Hermanamiento Nijmegen-Masaya servirán de capital semilla para impulsar los proyectos de desarrollo social y existe la promesa que el fondo se vaya duplicando cada año, hasta alcanzar la suma de 170 mil dólares de financiamiento anual.
Los cooperantes explicaron que el dinero donado salió de los bolsillos de los habitantes de Nijmegen, quienes acudieron a un campeonato de golf que la Fundación organizó con empresarios locales para recaudar fondos para Masaya y Nicaragua.