Departamentos

Comienzan ejercicios “Nuevos Horizontes”


Alberto Cano

Santa Teresa
Comenzaron en dos municipios del departamento de Carazo los ejercicios militares “Nuevos Horizontes 2007”, que involucran a unos de 250 efectivos del Ejército de Estados Unidos, quienes tendrán a su cargo dos proyectos de construcción y tres clínicas médicas, también conocidas como “Medretes”.
La avanzada del Comando Sur, con sede en La Florida, Miami, Estados Unidos, acampó en la zona de Caliswate, en Santa Teresa, y junto a un contingente del Ejército de Nicaragua prepara las condiciones para la llegada de los constructores, médicos, enfermeras y especialistas, el 16 de febrero, fecha en que iniciará oficialmente el ejercicio, y al que se espera asista el presidente Daniel Ortega y el embajador norteamericano, Paul Trivelli.
Carlos Díaz, oficial de Asuntos Públicos de “Nuevos Horizontes” para Nicaragua, dijo durante un recorrido con periodistas nacionales, que el primer beneficio para la comunidad Caliswate es el pozo que fue construido en el campamento, acueducto que beneficiará a unas 300 personas una vez que finalice la operación humanitaria en mayo de este año.
En La Conquista, dijo el vocero, se trabajará en dos escuelas y en igual cantidad de centros de salud en las comunidades de Buena Vista y El Paso de la Solera; mientras que en Santa Teresa y en La Calera comenzó la construcción de una escuela con dos aulas y una biblioteca; en Los Encuentros, 500 personas se van a beneficiar con un puesto médico. Se calcula que la inversión en ambos municipios sólo en infraestructura supera el millón de dólares.
El mismo capitán Díaz señaló que los integrantes de la brigada médica prestarán atención a los habitantes de la zona rural y del casco urbano del municipio de Santa Teresa, a partir del 19 de febrero, no sólo en medicina general, sino también en odontología y servicios oftalmológicos; incluso brindarán servicios veterinarios para atender el ganado y las aves de corral, tal como lo hicieron los especialistas en una jornada similar el año pasado, en la cual cerca de 30 mil personas fueron atendidas y recibieron los respectivos medicamentos.
Los alcaldes de La Conquista y Santa Teresa, Tomás Umaña Chávez y Cristóbal Conrado Portobanco, respectivamente, agradecieron el noble gesto de los militares estadounidenses y coincidieron en que los ejercicios eminentemente humanitarios son prueba de que los gobiernos y pueblos pueden convivir con base en el respeto, la tolerancia y la armonía.