Departamentos

En peligro cooperación para Ocotal

* Director Ejecutivo de ADEL-NS ha respondido con peros * Sólo repite el argumento de “no desconocemos la deuda”

Leoncio Vanegas

Ocotal
La sustantiva cooperación que esta ciudad ha venido recibiendo, desde hace 20 años, de parte del pueblo y Alcaldía de Wiesbaden, de Alemania --con vínculos de hermanamiento--, podría verse dañada por el fracaso de la Agencia de Desarrollo Local (ADEL-NS) en la administración de un fondo de 35 mil dólares, que en 1997 recibió para fomentar el desarrollo de la microempresa ocotaleana.
Así lo expresó de manera pública Marbod Rosse-
meissl, representante del Comité “Nueva Nicaragua” (CNN), un organismo no gubernamental que promueve la cooperación solidaria para el desarrollo social y económico de su ciudad para esta cabecera departamental.
“Si este escándalo se hiciera público en Wiesbaden, habría que temer, porque mucha gente perdería la confianza en la cooperación con Ocotal. Recibiríamos mucho menos recursos para los proyectos que apoyamos en Ocotal. Significaría un daño financiero más grande que el monto malversado por el gerente de ADEL (Salvador Salgado)”.
Con la creación del fondo los cooperantes pretendían promover el desarrollo de la economía en la microempresa, y con los intereses generados dedicarlos a la ayuda social.

Silencio aumenta desconfianza
Esta ciudad ha desarrollado su infraestructura social y de servicios con la cooperación que ha brindado el CNN y el ayuntamiento de Wiesbaden, tal como la sustitución y ampliación del alcantarillado sanitario, fábrica de materiales de construcción, taller de artesanía de mármol; aportes para la construcción del barrio Pueblos Unidos, donde se reasentó a las familias damnificadas por el huracán Mitch; y han mantenido un subsidio financiero para centros sociales como el hogar de ancianos, entre lo más importante.
Por su parte, Salgado, como director ejecutivo, rechazó los términos del cooperante alemán, porque “en ningún momento, ha habido eso (de malversación). Nunca nos hemos negado, ni se está negando a pagar esa cuenta”, esgrimió.
También argumentó que los beneficiarios pasaban situaciones de pobreza por la afectación del Mitch (en 1998), y que no eran un banco para proceder a embargar sus pocos bienes.
El señor Rossemeissl dijo hasta el año 2001 todo marchaba bien, porque se recibían los informes y los respectivos intereses, pero a partir de los cambios por razones políticas, los nuevos directivos de ADEL mostraron indiferencia.
Mostrando documentación de los convenios adquiridos con ADEL-NS, dijo que el CNN decidió retirar el fondo para depositarlo en una cuenta del Instituto de Promoción Humana (Inprhu), que es la contraparte que tienen en esta ciudad.
La única vez que ADEL entregó un abono del capital fue en julio de 2005, de 2 mil 970 dólares, y con la dispensación de intereses y 10 mil del capital, del fondo sólo se retornaría 22 mil dólares en abonos mensuales hasta diciembre de 2007.
“Pero tampoco con eso cumplieron, ni respondieron a nuestras cartas. Por lo que la deuda de ADEL queda en 39 mil 30 dólares, es decir, con vigencia del contrato inicial”, expuso el representante de CNN, quien agregó que no sabe a quién creer para recuperar el dinero.
En ese sentido, ha acudido al alcalde, Marciano Berríos, para que también gestione la recuperación de los recursos.

Ni a la embajada satisficieron con información
Dijo que el fondo no lo quiere el CNN, sino que es para beneficio del pueblo de Ocotal, y que necesita una rendición de cuenta clara y transparente, para darlo a los contribuyentes de su ciudad.
Agregó que el caso también es un daño moral a los microempresarios que rembolsaron los créditos, y que probablemente el señor Salgado tiene como “morosos”, porque también se ha negado a presentar el listado de los beneficiarios, aduciendo que lo impide el sigilo bancario.
“Queremos que la Contraloría General de la República intervenga. Tal vez así tenemos información exacta”, apuntó el ciudadano alemán.
Una gestión extrajudicial también fue apoyada por una abogada de la Embajada de Alemania en Managua. Pero según Rossemeissl, ella les comunicó que de acuerdo con las entrevistas con las personas que deberían formar el CD de ADEL-NS, no asistían a las reuniones y desconocían la situación de este ente neosegoviano.
Con lo constatado por la representación diplomática alemana, quedó en evidencia de que ADEL-NS no funciona con base legal para tomar sus decisiones, y que éstas son de libre arbitrio del director ejecutivo, el señor Salgado, quien admitió a EL NUEVO DIARIO que sobreviven sólo de la ejecución de proyectos que ganan de las licitaciones públicas, una misión muy distante de las primeras intenciones del organismo.

Desmantelada por fanatismo político
La ADEL-NS fue creada por el decreto 31-94, rubricado en agosto de 1994 por la entonces presidenta de la República, Violeta Barrios de Chamorro, con una Junta Directiva mixta de gobierno y sociedad civil, y heredera de fondos crediticios del extinto Programa de Desarrollo y de Reinserción de los protagonistas de la guerra en los años ochenta.
“Fortalecer y contribuir a crear condiciones y entornos necesarios para impulsar el desarrollo económico y humano de forma integral, equitativo y sostenible (…); impulsar a la micro, pequeña y mediana empresa para que alcancen las condiciones que le permitan participar de forma competitiva en el mercado y la producción”, sintetiza la disposición presidencial.
Aunque los directivos fundadores habían prometido trabajar sin el sombrero partidario de cada quien, lo cierto es que la polarización política entre liberales y sandinistas hizo “navegar” la institución entre sus intereses políticos, por lo que cayó en desconfianza e inoperancia.
Por influencias liberales, el entonces presidente y ahora reo Arnoldo Alemán reformó el estatus de la agencia, con lo que quitó la autonomía a los alcaldes de elegir a sus dos representantes, y lo sujetó a voluntad del Poder Ejecutivo, a fin de que fuesen ediles de su partido los que formaran parte del CD.
Además de los ediles, integran el CD, un delegado, respectivamente, por los ministerios de: Gobernación (Mingo), Educación (Mined), Agropecuario y Forestal (MagFor), Ambiente y Recursos Naturales (Marena); dos delegados del sector productivo, uno del empresarial, uno de los bancos y uno de las organizaciones no gubernamentales del municipio, pero éstos son infuncionales.