Departamentos

Continúa depredación de pinares

* Más de 700 árboles derribados se encuentran dentro de la franja de 15 kilómetros * Dueños de bosques dicen que cada vez impera el pago de “coimas”, exigido por funcionarios de las instituciones públicas vinculadas al sector

Leoncio Vanegas

Ocotal
La depredación de los pinares en este departamento es igual de dañina que el gorgojo descortezador. Es un fenómeno que parece imparable, aun con el patrullaje permanente que el Ejército de Nicaragua (EN) realiza sobre la cordillera Dipilto-Jalapa por mandato de la Ley de Veda, por estar dentro de la franja de 15 kilómetros que bordea la frontera con Honduras.
Martha Rubio, Delegada del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena) en este departamento, confirmó la apertura de varios procesos administrativos contra dueños de bosques e intermediarios de la industria maderera que presuntamente han tumbado más de 700 matas de pino y continúan recibiendo denuncias de más despale en otros sitios.
“Por ahora, estamos iniciando dos procesos administrativos contra las personas involucradas”, precisó la funcionaria, y añadió que son propietarios de bosques, quienes deberán justificar el corte ilegal de los cientos de pinos.
Confirmó que también la Procuraduría y la Fiscalía Ambiental del Ministerio Público están documentando los casos para abrir procesos en el marco de la Ley Especial de Delitos Contra el Ambiente y Recursos Naturales.
Ante Marena, las personas investigadas dijeron que cortaron los pinos por la afectación del gorgojo descortezador, “pero las inspecciones técnicas determinaron que es falso”, acotó Rubio. Los sitios despalados fueron encontrados por las patrullas de EN, en los que había aserraderos improvisados con motosierras.

Participación de funcionarios
Los lugares conocidos como Las Chavarrías, El Laberinto, El Avión, El Ural y El Prado son los afectados por los furtivos cortadores de pino, y pertenecen al área protegida de la Cordillera Dipilto-Jalapa.
“En las inspecciones tomamos fotos digitales, para demostrar que no son árboles secos, tumbados antes de entrar la veda, a como dicen los dueños. Se puede ver que los cortes son frescos”, indicó.
Las denuncias no paran, ya que también la delegación recibe camiones con trozas, detenidos por el Ejército, por la dudosa adquisición y procedencia del recurso.
“Nos preocupa, porque también las personas procesadas por los cortes ilegales nos dicen que tienen permisos de algunos funcionarios”, dijo.
Por el momento, Rubio no quiso especificar a qué instituciones pertenecen esos funcionarios, porque también forma parte de la investigación. “En el caso de Marena, quien resulte involucrado tendrá que responder”, advirtió.
Con las “coimas” todo es posible
Propietarios de bosques dijeron a EL NUEVO DIARIO que son afectados por lo que califican como “descarada solicitud de coimas” por parte de delegados municipales del Instituto Nacional Forestal (Inafor) y del Marena, y hasta implican a algunos alcaldes.
José Andrés Castillo, propietario de bosques en San Fernando y Mozonte, admitió que antes de la veda entregó dinero en efectivo a varios funcionarios, bajo el concepto de “coima”, a fin de que éstos agilizaran un seguro trámite de permisos.
“En esa mesita, le di dos mil dólares a un técnico del Marena para que me trajera una resolución sobre el permiso que ya le pagué a la Renta, y no me la trajo”, afirmó, señalando un pequeño mueble en el corredor de su casa.
Añadió que tiene en su poder recibos por esas las regalías que fueron al bolsillo de los supuestos técnicos. Recordó un juicio que le ganó a un delegado de Inafor por injurias y calumnias, cuando le demostró --ante un judicial-- que le había entregado 15 mil córdobas en concepto de “coima”.
Según Castillo, los dueños de bosques necesitan explotar el bosque, pero de forma racional, y ante la prohibición absoluta por la veda, los propios funcionarios se están aprovechando de la transición del gobierno y de la necesidad. Les dicen “andá tumbá la madera, y 15 días después se aparece la misma persona ante el funcionario que autorizó a denunciar el despale, pero como no hay un autor (visible), autorizan al dueño de la propiedad para que la saque”, comentó.