Departamentos

Breves judiciales


Ernesto García

Salesianos en batalla judicial
La congregación religiosa denominada “Asociación Salesiana”, representada por el sacerdote Guillermo Argüello Alvarado, protagoniza en los tribunales comunes dos batallas judiciales con tres ex empleados. Las luchas judiciales entre los salesianos y los ex trabajadores se libran en los juzgados Primero del Trabajo y Octavo Local Penal, ambos en Managua.
En la vía laboral, Pedro José Pérez Guadamuz, Mercedes Carolina Aranda Baltodano y Rode Cortés Carrión están exigiendo el pago de 102 mil dólares por el supuesto incumplimiento de un contrato laboral pactado por tres años, y del cual, según los reclamantes, fue suprimido de manera injustificada cuando había transcurrido un año y cuatro meses. Por su parte, el religioso salesiano interpuso en el Juzgado Local Octavo Penal una querella donde imputa a los ex empleados la presunta autoría del delito de injurias y calumnias, mismas que supuestamente fueron cometidas en el escrito de demanda laboral.
Perdonado por la suegra
Mario Fúnez, de 26 años y habitante de Ciudad Sandino, se salvó de pasar al menos de dos a cinco años de prisión, después que la mamá de una menor de 14 años retiró la acusación que por estupro promovió en su contra hace tres meses.
De acuerdo con el escrito presentado por la mamá de la menor, en el Juzgado Séptimo Penal de Juicio, ella, en representación de su hija, otorga el perdón a su vecino, Fúnez, y lo exime de toda responsabilidad de la supuesta autoría del delito de estupro.
Fúnez enfrentaba juicio desde octubre del año pasado, cuando la mamá de la adolescente lo acusó de haber engañado a su hija para que sostuvieran relaciones sexuales en la casa de éste, que colinda con el patio de la supuesta víctima.
La legislación penal vigente establece que cuando una joven mayor de 14 años, pero menor de 18, sostiene relaciones sexuales con un hombre mayor de edad, el delito se tipifica como estupro, pero existe la posibilidad de que la víctima, a través de sus padres o tutores, le otorgue el perdón.
Condenas a narcocarneras
Dos mujeres y un hombre que vendían droga en los alrededores del Cine México, ubicado en el “corazón” del Mercado Oriental, fueron condenados a cinco de años de cárcel y un millón de córdobas respectivamente.
Los condenados por el juez Octavo Penal de Juicio, Tomás Eduardo Cortés, son Berta Cano Ampie, capturada con 12.7 gramos de marihuana; José Antonio Treminio, con 256.7 gramos de la misma sustancia; y Rosa Onelia Rosales Vanegas, con 398.8 gramos de la misma hierba. En los casos de Cano y Rosales, éstas fueron capturadas comercializando marihuana en el sector conocido como “El Galerón de las Carneras” en el Mercado Oriental.
En lo que refiere a José Antonio Treminio, éste fue capturado por agentes del Distrito Cuatro de Policía, cuando comercializaba la marihuana de manera ambulante en los alrededores del Cine México.
Capturado con “peleros” ajenos
La juez Octavo Penal de Audiencias, Karla García, programó para hoy 18 de enero una audiencia especial a fin de determinar si Luis Carlos Duarte es o no menor, porque mientras la Fiscalía dice que tiene 18 años, su defensa dice que no.
El joven está acusado de robo con fuerza, porque el tres de enero, a las diez y media de la mañana, supuestamente escaló “como araña” un porche y penetró a la casa de Luis Marcel Guido, ubicada en Villa Progreso, para llevarse una plancha de 150 córdobas, una sábana de 50, un par de chinelas de 20 y una camisa negra de 50 “pesitos”.
La acusación señala que el acusado envolvió todo en la sábana, y salió por el frente, momento en que fue visto por una vecina del lugar, que a su vez dio aviso a otro que persiguió al presunto ladrón, que antes de llegar al cruce que está por la Rotonda La Virgen, fue visto por un policía motorizado, que rápidamente lo capturó con todo y los “peleros” robados.