Departamentos

Policías balean a presos en sus propias celdas

* Otros dieciséis detenidos también resultaron lesionados por golpes en sus cabezas y otras partes del cuerpo * Uno de los heridos tiene afectado el hígado y otros órganos vitales, con el consecuente peligro para su vida

Fermín López / Puerto Cabezas
Dos detenidos que se encontraban en las cárceles de Puerto Cabezas resultaron gravemente heridos con arma de fuego la mañana de ayer, y otros 16 más permanecen en las celdas con lesiones en la cabeza y otras partes del cuerpo, luego que agentes policiales penetraran a las celdas y comenzaran a agredirlos.
Los dos heridos con arma de fuego son Eduardo Pedro Watson, de 25 años, y William Hunter, de 32; el primero recibió un impacto de bala en el hombro derecho y el segundo otro en el abdomen, lo que según se conoció, le afectó directamente el hígado y otros órganos vitales, por lo que su situación es grave.
Unos 20 policías resguardan las instalaciones del Hospital Nuevo Amanecer, en donde familiares de los heridos exigen ver a sus hijos.
PN restringe a medios
En la estación policial se ha restringido el acceso a los medios de comunicación debido a que hasta a las doce del día aún permanecían varios reos heridos dentro de las celdas.
Eduardo Pedro Watson, quien se encuentra en el hospital, dijo que el policía que le disparó a él y a su compañero es Mario Muñoz, quien se encontraba junto al comisionado Lee Edwin López, quien dirigía la acción contra los reos.
Enfermeras y médicos del hospital, que pidieron el anonimato, denunciaron ante EL NUEVO DIARIO que un policía con el rango de teniente llegó al quirófano y amenazó públicamente a los heridos de acabar con sus vidas si hablaban ante los medios lo que había pasado; “es mejor que se queden callados, porque si no, los vamos a matar”, expresó el oficial.
¿Acto de venganza?
Doña Maritza Martínez, quien se encontraba en las afueras de la estación policial, dijo que la actuación de la Policía deja en manifiesto un acto de venganza por la situación generada el pasado 29 de diciembre, cuando los reos retuvieron a tres oficiales y como demanda exigían que se les revisaran sus casos porque existen aproximadamente 60 acusados que llevan más de cinco meses de estar tras las rejas sin ir a juicio.
El capitán Celestino Aguirre, jefe de Relaciones Públicas, prometió que las autoridades policiales brindarían una conferencia de prensa para dar a conocer los pormenores de este peligroso incidente.

Prefecto Sobalvarro advierte:
“Cárcel de Bilwi es un polvorín”
Esteban Solís
El Director del Sistema Penitenciario Nacional, prefecto Carlos Alberto Sobalvarro, una vez más advirtió sobre la eventualidad de un verdadero desastre con los detenidos en las instalaciones de la mal llamada cárcel de Bilwi (Puerto Cabezas), por las condiciones infrahumanas y de hacinamiento en que cumplen su condena.
Sobalvarro reafirmó que hace poco y a raíz del amotinamiento de los reos, y recientemente con la intervención de la Policía que se vio forzada a hacer disparos en prevención de amotinamientos con desenlaces fatales, una comisión designada por el Sistema Penitenciario constató las condiciones infrahumanas de los presos.
Dijo que la construcción de un verdadero centro penitenciario en esa zona cuesta cinco millones de dólares. “Un penal no es una bodega de personas, sino, como lo establece la ley y la Constitución, con cuartos conyugales, comedores, aulas de clase, entre otras mejoras para la reeducación del reo”.
El jefe del Sistema Penitenciario dijo que las condiciones de desesperación, el agobio y el abandono que sufren los reos de parte de sus familias, son propicios para que en cualquier momento se desate una desgracia, cuyas consecuencias son difíciles de imaginar.
“Duermen en hamacas y apiñados en condiciones insalubres”, dijo Sobalvarro, quien ha hecho un dramático llamado a las autoridades de la Comisión de Derechos Humanos que dirige Omar Cabezas, a los legisladores y al próximo gobierno, para que estén atentos a un informe sobre la situación de la cárcel de Bilwi y Bluefields, que tiene casi las mismas condiciones que muy pronto presentará el Sistema Penitenciario. El prefecto Sobalvarro no descarta que en determinado momento se den fugas, linchamientos e incluso ahorcamientos de reos.
Sobalvarro hizo estos comentarios tras ser condecorado por el Presidente de la República, Enrique Bolaños, con la medalla General José Dolores Estrada en el Grado de Comendador.