Departamentos

Concluye emergencia sanitaria por metanol

* Al final, fueron 52 las víctimas fatales y 780 personas afectadas * 54 mil litros de guarón mezclados con metanol fueron incinerados en Rivas * Juicio contra once personas involucradas en los hechos será el próximo 14 de noviembre

LEÓN
Más de 54 mil litros de guaro lija mezclados con metanol incautados en distribuidoras, expendios y licoreras leonesas a partir del siete de septiembre, que se encontraban en las bodegas de la delegación del Ministerio de Salud (Minsa), fueron incinerados completamente este fin de semana en las calderas de la empresa cementera Cemex, en Rivas. De esta manera concluye oficialmente la declaratoria de emergencia sanitaria departamental ante el brote por intoxicación alcohólica por metanol, causante de 52 muertes y 780 afectados.
Sin embargo, el juicio oral, público y contradictorio en contra de 11 de los 17 supuestos responsables en el caso metanol, acusados por el Ministerio Público por el delito de robo con fuerza, asociación e instigación para delinquir y amenazas en contra de la salud pública, está previsto a desarrollarse el próximo 14 de noviembre en el Juzgado Segundo de Distrito Penal de Audiencia, en el Complejo Judicial de León.
Destruyeron hasta
los recipientes
Gilberto Moreno, responsable del Departamento de Epidemiología en el Silais-León, aseguró que más de 54 mil litros de alcohol mezclados con metanol y 250 recipientes grandes de plástico fueron destruidos completamente este fin de semana por disposición de las autoridades del Minsa. El producto permanecía bajo resguardo policial desde hace más de un mes en una pequeña bodega de la delegación del Minsa y era considerado por los vecinos como un peligro, razón por la cual las autoridades se vieron en la necesidad de cortar la energía eléctrica de la pequeña bodega para prevenir un cortocircuito y un evidente desastre explosivo”, dijo Moreno.
En primera instancia, el Minsa especuló que el metanol podría ser comercializado a cualquier industria nicaragüense para su posterior procesamiento, pero con la evidente incineración de los últimos 54 mil litros de guaro lija mezclados con metanol que aún permanecían en las bodegas de León, se disipó la especulación y concluyó el estado de emergencia sanitaria que entró en vigencia a partir del siete de septiembre.
Según Félix Rivera Siles, Director del Hospital Escuela de León, la medida adoptada por el Minsa de destruir el metanol fue la más acertada porque se eliminó el producto causante de luto y dolor para decenas de familias pobres en León y Chinandega. “No pretendíamos sacar dinero del metanol incautado, ni hacer negocio con el dolor ajeno”, aseguró el director del hospital.
Por su parte, el fiscal Freddy Arana Rivera expresó que la destrucción del metanol no perjudica en ningún momento el proceso judicial en contra de 11 procesados que detenidos y seis que están prófugos de la justicia. El Ministerio Público cuenta con abundantes pruebas testimoniales y resultados de laboratorios que demuestran el alto grado de concentración de metanol en el cuerpo de decenas de personas que resultaron afectadas por el consumo de este producto.