Departamentos

Vascos brindaron gran concierto celta en Granada

* Causaron buena impresión de sonidos interpretando la gaita y el acordeón * Briganthya es una banda con seis años que defiende el folk

En el marco de la celebración del día de la hispanidad, recientemente, la banda vasca Briganthya ofreció un concierto, en una velada abierta en la Plaza de los Leones, en la ciudad de Granada, ante un público compuesto por turistas y locales, que al calor de música celta y fusiones modernas bailaron y saltaron toda la noche.
Briganthya, integrada por nueve jóvenes diestros en varios instrumentos folclóricos, como la legendaria txaladaparta del país vasco, o el digeridoo, autóctono de Australia y otros instrumentos convencionales, como también a la gaita gallega y el acordeón, crea singulares atmósferas de sonidos, los que hacen de ella una interesante propuesta.
Con seis años de trabajo, y en plena preparación de su segundo disco, Briganthya es una banda que defiende el folk. Gracias al trajín y a la experiencia, los miembros de la banda musical han logrado asentar sobre el patrón de la música celta otros géneros como el chill out, funk y pop.
Para María Castro, auxiliar de la consejería cultural de la embajada de España y encargada de traer a la banda, este año la embajada trajo a Briganthya intentando ofrecer un folclor menos conocido en Nicaragua, y también para transmitir la idea de que en España existen grupos étnicos con sus propias fuentes culturales y propuestas musicales, distantes al conocidísimo flamenco.