Departamentos

Hora de ajustar cuentas

Los más de 120 mil votantes caraceños asistirán el 5 de noviembre con ojo crítico a las urnas, para premiar a aquellos diputados que han representado bien a su departamento, y actuar con severidad con quienes no lo han hecho. Dos de los candidatos van por reelección, y el resto aspira a llegar al Parlamento por primera vez

Alberto Cano

JINOTEPE, CARAZO
En este departamento la suerte parece estar echada para los que aspiran a llegar al Parlamento y, aunque no se descartan las sorpresas, el momento esperado por los electores para aprobar o reprobar la gestión de los actuales legisladores, por fin llegó.
Los parlamentarios salientes están sometidos a la fiscalización de sus electores, que aprovechando los espacios en debates, foros, comparecencias en los medios radiales y hasta en lugares públicos y privados, no se privan para calificar el trabajo de los tres legisladores electos en el 2001; Miguel López Baldizón y José Alfredo Gómez Urcuyo, del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y José Antonio Martínez Narváez, del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.
La opinión, por lo tanto, es que los actuales diputados pudieron haber hecho más por el departamento porque, en su ejercicio, se olvidaron de las necesidades urgentes que enfrentan los caraceños, y uno hasta fue señalado de traicionar a los electores al aceptar un alto cargo en el Ejecutivo, desde cuya posición tampoco ha hecho mucho por el departamento.
El gran problema, consideran los críticos, es que los que resultan electos se olvidan por completo de quienes los eligen y hasta se van del departamento a vivir a Managua, porque no les interesa honrar los compromisos adquiridos con el territorio al cual se suponen deben representar.
El planteamiento, por lo tanto, es que los diputados deben contar con una oficina departamental para atender las necesidades de la población, y los han instado a ser gestores del desarrollo para el bienestar de los ciudadanos.
Las cuentas
El primero en reaccionar ante tales cuestionamientos fue el diputado Miguel López Baldizón, cuya avidez para incursionar en el selecto grupo de los políticos muchos se la reconocen. “No es justo que a todos nos juzguen por igual”, dijo el parlamentario ahora enfilado como candidato a diputado nacional por Alianza Liberal Nicaragüense, ALN.
Pagar justos por pecadores sería ingratitud, cree López Baldizón, tras destacar que de toda la nómina parlamentaria fue el único que mantuvo abierta hasta la fecha una oficina para atender al público e informó cómo fue que gastó el dinero que recibió a lo largo de su gestión debidamente soportado.
A la fecha, desde el 2002, en deportes hubo una inversión de 263 mil 532 córdobas; en cultura, 132 mil 456; en compra de zinc, 109 mil; 419 mil 677 en ayuda humanitaria; en becas, 714 mil 954 córdobas, y en apoyo a instituciones como la Policía, Bomberos y Cruz Roja 549 mil 636 córdobas.
López también destacó proyectos de caminos, agua potable, energía eléctrica y atenciones particulares que, según dijo, cubrió con parte de su salario, mencionando que cualquiera que revise sus cuentas bancarias se dará cuenta que tiene igual o menos de lo que tenía al momento de asumir su curul.
El “as” debajo de la manga
El representante del FSLN tiene un “as” debajo de la manga… “No somos gobierno, somos oposición, y aun así hemos atendido las necesidades de la gente y dimos respuestas a muchas personas, dice José Antonio Martínez. Agrega que gracias a sus gestiones logró llevar energía eléctrica a muchas comarcas alejadas de Santa Teresa, El Rosario y San Marcos. Se mantuvo ayuda en medicinas, servicios fúnebres, becas a jóvenes rendidores, ayudas alimenticias, anteojos y otros servicios a la comunidad.
“Cuando ganemos y seamos gobierno, esas respuestas serán integrales y ya no habrá becas porque la educación y la salud serán gratuitas, los productores van a tener financiamiento, jóvenes y niños recibirán atención y habrá más oportunidades para los que ahora están desempleados, entonces vamos a dedicarnos a legislar, que es nuestra principal función”, aseguró Martínez, tras aclarar que los viernes de cada semana en su casa en Santa Teresa, presta atención a por lo menos 80 personas.

Carazo, tiera de presidentes
El departamento de Carazo, que debe su nombre al ex presidente Evaristo Carazo, ha tenido presencia nacional. En distintos gobiernos ha contado con ministros y gobernantes como Víctor Manuel Román y Reyes, Anastasio Somoza García y sus dos hijos, Luis y Anastasio Somoza Debayle.
Está localizado en la región suroriental de Nicaragua, y según el Instituto Nicaragüense de Estadísticas y Censos (INEC), la población anda por el orden de los 175,073 habitantes. La actividad comercial (tiendas, supermercados, almacenes, abarroterías, pequeño y gran comercio) desplazó a la caficultora que se mantuvo fuerte hasta inicios de los 80, cuando los cafetales fueron arrasados, al parecer, por el hongo de la roya.
En estas elecciones, 121 mil 84 ciudadanos están aptos para votar, de los cuales 73 mil 470 están en el casco urbano y 47 mil 614 en la zona rural. En total se espera que funcionen 368 Juntas Receptoras de Votos, 215 en las ciudades y 153 en el campo, con 144 Centros de Votación.

Desafíos de campaña
Para muchos caraceños los actuales candidatos son personas idóneas y de gran respeto. Miriam Álvarez García es la única mujer candidata, es médica general, tiene el carisma como virtud y alta vocación de servicio a la comunidad. Es concejala de lo que fue Alianza por la República, APRE, en Jinotepe, y por muchos años fue directora del Hospital Regional “Santiago”, donde su espíritu altruista y sensibilidad social y humanitaria estuvo a prueba ayudando a “moros y cristianos”. Ella misma se define como cristiana comprometida con su fe y encabeza la lista de los propuestos por el PLC, partido del cual se apartó, pero que la acogió nuevamente tan pronto como sus dirigentes se convencieron de su popularidad.
Promesas
Álvarez ha prometido clínicas para atención integral a las mujeres, gestiones para lograr que los caminos y carreteras sean reparadas, becas y respaldo a las instituciones. Además de honrar los compromisos de la fórmula presidencial que encabeza José Rizo.
Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, lleva en la primera posición a un joven aventajado, de la escuela del PLC, fogueado en las pasadas elecciones municipales, Wilber López, quien ha depositado su confianza en los electores y trabajado sin descanso para conseguir llegar al Parlamento.
López, que ha estructurado un equipo de apoyo compuesto en su mayoría por jóvenes, habla de influenciar para que el pacto entre arnoldistas y danielistas se termine y basa su campaña en repetir los planteamientos de la fórmula que lidera Eduardo Montealegre.
Promete decencia
El doctor Rosalío López es un abogado de renombre, proviene de una familia muy respetada en Jinotepe y aunque muy poco se le ha visto hacer campaña, las veces que ha intervenido en eventos públicos, dice no prometer nada, más que actuar con decencia en el ejercicio del cargo si es que los caraceños lo eligen.
El Frente Sandinista lleva en la boleta a José Martínez, ex alcalde de Santa Teresa, quien desde joven incursionó en la política, ha sido dirigente departamental de su partido y legislador por el período actual. Ahora con experiencia acumulada, Martínez promete consolidar el trabajo hasta ahora realizado. Seguir atendiendo las necesidades de la gente, conseguir proyectos para cada uno de los ocho municipios y seguro de que la victoria de su partido habla de nuevas oportunidades para todos los caraceños.
La sorpresa
La sorpresa, sin embargo, la puede dar el cuatro veces alcalde de El Rosario, Juan Ramón Jiménez. Un elemento talentoso de la política no viciada en el departamento de Carazo que fue capaz de desarrollar a su municipio a punta de gestión hasta convertirlo en uno de los más acogedores de toda la nación.
Jiménez, que cuenta con una maestría en Gestión de Proyectos trabajó hasta su postulación para un organismo internacional donde obtuvo una experiencia envidiable que le da ahora la certeza de que se puede combinar el trabajo legislativo con la gestión del diputado para que los municipios progresen.
Seguro de su triunfo en las urnas, Jiménez no vacila en afirmar que jalará votos de uno y otro lado, mientras el partido ha crecido en membresía y simpatía, al punto que hasta sus propios adversarios lo reconocen.

La batalla por los diputados
La batalla por ganar cuantos diputados sea posible está planteada. En el departamento 121 mil 84 caraceños están habilitados para votar, de ellos 73 mil 470 viven en el casco urbano y 47 mil 614 en la zona rural.
En el 2001, el PLC ganó con el 52.5 y obtuvo dos diputaciones; el FSLN con un 45.6 colocó un solo diputado. Los cálculos, por lo tanto, apuntan a que ambos partidos tienen aseguradas las primeras posiciones, y aunque hay optimismo en la gente del FSLN de poder asegurarse el segundo escaño por los resultados en pasadas elecciones municipales, donde la gente se volcó masivamente a elegir siete de los ocho alcaldes que existen en Carazo para la opción rojinegra, las proyecciones apuntan a que además de lo que ya parece seguro, el tercer diputado podría estar reservado para el MRS.
En la presente justa, el diputado Martínez va por la reelección; el PLC lleva a una ex APRE, la doctora Miriam del Carmen Álvarez García; ALN postula al joven Wilber López; Alternativa por el Cambio, al abogado Rosalío López; y el MRS metió en la batalla a Juan Ramón Jiménez, popular y exitoso ex alcalde de El Rosario.