Departamentos

Alcaldía de Rosita altera costo de licitado proyecto


Moises Centeno

La alcaldía de Rosita licitó un proyecto de construcción de 350 metros lineales de pavimento rígido y 700 metros lineales de cunetas, con un costo mayor a lo establecido, aumentando en más de 90 mil córdobas la obra, cuya suma resulta incompatible con lo aprobado por el Concejo de esta ciudad.
El proyecto programado para ejecutarse en el barrio Sandino, de Rosita, inicialmente se presupuestó en 923 mil 569 córdobas, según certificación del Concejo del 27 de enero de 2006.
Pero el once de septiembre, con las ofertas de los interesados, se descubrió que el costo de la obra fue alterado hasta en un millón trece mil 948 córdobas, encontrándose un incremento en la obra de 90 mil 379 córdobas.
Oferta favorable ignorada
La denuncia de esta irregularidad la expuso ante EL NUEVO DIARIO el contratista Bernabé Paiba González, quien se considera afectado con el costo del proyecto alterado, tras participar con una oferta de 923 mil 566 córdobas con 85 centavos, o sea, dos córdobas con 15 centavos menos que el precio original real, sin embargo, no fue favorecido con su propuesta para construir con ese presupuesto los 350 metros lineales de pavimento rígido y 700 metros lineales de cuneta.
El denunciante aseguró que el proyecto licitado se le adjudicó al también oferente Juan Ruiz Rivera, con un precio de un millón diez mil 422 córdobas, es decir, 86 mil 853 córdobas más que el precio original establecido por un comité de licitación, integrado por empleados de la alcaldía de Rosita.
Por esa irregularidad, el contratista afectado interpuso un recurso de amparo, para lo que le asisten los artículos 149, 151, 154 y 155, de la Ley y reglamento general de contrataciones del Estado (Ley 323), un día después de conocerse la adjudicación, el doce de septiembre, ante el mismo comité de licitación, el alcalde de Rosita, José Iglesias y el Concejo.
Además envió copia de su derecho reclamado al Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP), al igual que al Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE), los que transfirieron la mayor parte del cofinanciamiento para ejecutar el proyecto.
Licitación desierta
El edil del municipio se pronunció quince días después del recurso de amparo del oferente perjudicado, declarando desierta la licitación del proyecto, argumentando que no está de acuerdo con el último dictamen presentado por el comité de licitación, debido a que no puede haber dos dictámenes consecutivos, con diferentes oferentes, en la que se evidencia la falta de criterios concretos sobre los estudios realizados, demostrando un acto de inseguridad en las decisiones últimas.
Debido a esa situación el proyecto de construcción no inicia en el barrio en mención, y por su parte el comité de licitación aún no se pronuncia al respecto, aunque se conoció de una gestión ante la Contraloría General de la República, con el propósito de reconsiderar una nueva propuesta a licitar.