Departamentos

Sequía no afecta a Masaya

* Carazo, en cambio, resiente pérdida del 30 por ciento de cosecha de postrera

Las condiciones climáticas muy particulares en la zona de la Meseta de los Pueblos han reducido los efectos negativos que está ocasionando la sequía en otras regiones del país a causa del fenómeno de El Niño, el que se ha instaurado en Nicaragua y que los expertos prevén dure tres meses.
Sin embargo, los productores de Carazo no corrieron la misma suerte, donde oficialmente se conoce la pérdida del 30% de la producción esperada en la cosecha de postrera.
Según Romel Román Vanegas, delegado del Ministerio de Agricultura y Ganadería (Mag-For) en Carazo, las afectaciones se ven reflejadas directamente en cuatro mil 386 manzanas de cultivos de maíz y sorgo situadas en la zona intermedia y costera. “Para la zona es sumamente significativa. Esperamos el monitoreo para aterrizar las cifras y estamos previendo también afectación para el ganado mayor y menor”
Rastreo de la sequía
El ingeniero Camilo Gutiérrez, Director Técnico zonal del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) en el Pacífico Sur, expresó que dentro del marco de las relaciones interinstitucionales del sector público, el INTA y el Mag-For han iniciado un rastreo de la situación de sequía que afecta la zona.
A su juicio, el fenómeno de El Niño está afectando más la zona de Nandaime y Granada, y en menor escala Carazo. Para contrarrestar los efectos han puesto en marcha la estrategia de llevar la semilla mejorada del Programa Libra por Libra, que estaba destinada para la siembra de postrera en la zona húmeda del departamento de Rivas.
Siembra en El Triunfo
Dijo que hace 15 días el INTA visitó el municipio de Cárdenas, en Rivas, y en reunión con la delegada del Mag-For en la zona, Juana Rodríguez, acordaron sembrar en la comunidad El Triunfo 160 manzanas de frijol rojo seda mediante el Plan Libra por Libra, pero “no se va a poder cubrir la totalidad, por lo que el INTA lo que hará es facilitarles a los productores 50 quintales de semilla y el compromiso es recuperar al dos por uno”.
Benjamín Dixon, delegado del Mag-For en Masaya, asegura que el equipo técnico realiza de forma acuciosa el control de precipitaciones en el territorio y el avance de siembra, el que ha indicado que los índices de afectación en el departamento no son significativos.
Asegura que los municipios de Masatepe, Niquinohomo, La Concepción y Nandasmo siempre han tenido una precipitación mayor, lo que indica que los cultivos establecidos no han sido afectados más que en el rendimiento.
Esperan mantener precios
Eso significa que habrá afectación en el rendimiento, lo que redunda en una baja producción, pero que todavía es muy temprano para hablar de pérdidas totales de cultivos, por lo que espera que los precios en el mercado se mantengan.
Masaya, como departamento, aporta el 2% de la cosecha nacional de frijoles, la que anda por los tres millones 300 mil quintales, de los cuales dos millones están destinados al consumo interno y un millón a la exportación.
De producirse alteración en los precios “hay una reserva que tiene el Ministerio, que la sacará si es necesario para evitar la escasez y el alza en el precio del frijol”, apuntó.