Departamentos

Transportistas segovianos la emprenden contra Kuant

* Hay pruebas no sólo para que pierda el cargo, sino para que vaya preso, señalan

Máximo Rugama

Transportistas segovianos señalan a contralores de actuar como cómplices de Yamil Kuant López, Director General de Transporte Terrestre del MTI, porque nunca pusieron coto a los abusos que comete, a pesar de que existen pruebas claras de su actuar corrupto.
Decenas de transportistas segovianos, exigieron del presidente Enrique Bolaños, que destituya a Yamil, porque según aseguran, ese señor constituye una enorme “mancha negra” en su administración por los distintos actos de corrupción que ha cometido, al autorizar a sus allegados el funcionamiento de rutas con sólo diez minutos de intervalo.
Según afirman, esa situación ha llevado a muchos a la quiebra, por lo que ahora están sumamente endeudados con bancos privados y corren el riesgo de perder hasta sus casas. En Estelí, hay un transportista que tuvo que invertir más de cincuenta mil dólares para poner a funcionar una ruta de esta ciudad a León.
Pero Kuant, violentando la Ley General de Transporte Terrestre, de forma inconsulta aprobó nuevas concesiones a otros dueños de unidades con intervalo de salida de diez minutos, con lo que prácticamente llevó a la quiebra al citado transportista.
Según dijeron, Kuant López otorgó concesiones de rutas de Ocotal a Wiwilí a los señores Antonio Cabrera y Miguel Ángel Briones, actuando como testaferros de Marlon Molina, quien supuestamente coludido con Yamil Kuant López hacen buenas ganancias.
De todo esto aseguran contar con pruebas fehacientes, para que luego no se “hagan los ofendidos” como sucede siempre con este tipo de “mamarrachos que hacen funcionarios como Kuant”.
También dijeron contar con una serie de documentos que pueden probar todo lo señalado no sólo ante la Contraloría sino también en los juzgados. A Ariel Marín, indican, en días recientes Kuant López le otorgó una concesión para poner a funcionar un autobús de Estelí a León, pero éste ya lo vendió, dejando entrever que existe una gran mafia para afectar a los transportistas ya establecidos.
Pero ahí, no para todo, pues a decir de los transportistas, Ariel Marín actúa como quiere porque es compadre de Yamil Kuant López. Marlon Molina, conocido como Serafín, es quien consigue las rutas, y con el aprobado de Kuant las pone a nombre de otras personas para no hacer tan evidente sus negocios, tal como sucede con Antonio Cabrera y Miguel Angel Briones, y luego las venden.
Los transportistas ya establecidos demandan de la Contraloría General de la República que a Kuant no sólo lo destituyan, sino que lo juzguen criminalmente. Los transportistas segovianos, con varios años de laborar como tales, señalan que es hora de que el gobierno del ingeniero Enrique Bolaños lave esa mancha de corrupción provocada por Yamil Kuant López, y que lo mande a los juzgados.
De dejarlo en su cargo, el presidente Bolaños dejaría en entre dicho su publicitada lucha contra la corrupción, afirman, a la vez que anunciaron para los próximos días la realización de plantones en el MTI central para demandar la destitución de Kuant.