Departamentos

Desborde de fe en fiestas patronales de León

* Creyentes recorren 36 cuadras durante nueve horas consecutivas, con su venerada en hombros * Celebración en León, “son las únicas del país cargadas de espiritualidad, solemnidad y fe cristiana”

LEÓN -En medio de una multitud de centenares de fieles devotos, quema de pólvora, música filarmónica y el repique incontrolable de las campanas, la hermosísima imagen de la Virgen de Mercedes, patrona de los leoneses y redentora de cautivos, salió este domingo 24 de septiembre del Santuario La Merced.
La procesión salió a medio día, custodiada por miembros del Cuerpo de Bomberos y autoridades eclesiásticas que emprendieron cánticos religiosos en un trayecto de 36 cuadras, el que duró nueve horas.
La solemne eucaristía fue presidida por monseñor César Bosco Vivas Robelo, Obispo de la Diócesis de León y Chinandega, con la asistencia del Cabildo Catedralicio y el Clero Diocesano, seminaristas, autoridades locales, nacionales y el pueblo mariano en general. A pesar de la falta de apoyo del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, el día anterior se desarrolló normalmente la alegrísima alborada, con quema de pólvora y serenatas a la Virgen.
La Santa Comisionada
El año pasado las autoridades de la Policía Nacional condecoraron a la Santísima Virgen de Mercedes con el grado de Comisionada Emérita, este reconocimiento causó muchas críticas en la población leonesa, porque la Santísima Virgen no amerita ninguna condecoración terrenal, ya que ella es la reina de los cielos y de la tierra, sin embargo, todos los honores que reciba de sus hijos son bienvenidos.
El párroco Manuel de Jesús Cabrera Hernández, Rector del Santuario de La Merced, en León, aseguró que las fiestas patronales no dependen de ninguna institución, son los fieles devotos de la Santísima Virgen de Mercedes quienes contribuyen todos los años, a pesar de sus limitaciones, con el pago de la música, arreglos florales, pólvora y serenatas.
Según el párroco, centenares de devotos participan de las homilías religiosas y procesiones que culminan la segunda semana de noviembre, con la peregrinación de la Virgen de Mercedes a León Viejo. “Las fiestas patronales de León son las únicas de Nicaragua cargadas de espiritualidad, solemnidad y fe cristiana, muchos turistas nacionales y extranjeros contemplan el respeto mariano y la organización del evento”, refirió.
Sin presupuesto gubernamental
Bajo el inclemente sol, la venerada imagen recorrió los barrios San Felipe, Héroes y Mártires, Zaragoza, Providencia, Sutiaba, Laborío, San Sebastián, El Sagrario y Plaza Central.
“Varias actividades artísticas y culturales no se han desarrollado en el presente año por falta de presupuesto, solicitamos 14 mil córdobas para colaborar con las fiestas patronales pero las autoridades nacionales no lo aprobaron”, dijo Leyla Pineda, Delegada Departamental del Intur.
Este año la institución únicamente ha colaborado con la celebración de la Gritería Chiquita, del 14 de agosto. Han sido olvidadas más de 15 actividades recreativas y culturales, tales como La Feria del Maíz, en Sutiaba, Caminata Ecológica en Cordillera Volcánica Los Maribios, Caminata de León-Viejo, Feria Gastronómica, San Jerónimo y Los Toros Huacos, entre otras.

Redentora de los cautivos
El 17 de julio de 1912 el Obispo de León, Simeón Pereira y Castellón, declaró solemnemente patrona de la ciudad de León a Nuestra Señora de La Merced, redentora de cautivos.
El fragmento preciso del decreto dice: “En vista de la protección de la Santísima Virgen, Venerada bajo el titulo de Nuestra Señora de Mercedes, a dispensado este pueblo en todas sus necesidades y aflicciones, y teniendo en cuenta las reiteradas súplicas de los fieles, acordamos declarar a la Virgen Nuestra Señora bajo el referido titulo de patrona de la ciudad de León, con el vivo deseo que de esta manera se acreciente mas devoción y sean sus bendiciones y gracias más copiosas”.