Departamentos

La mayor arribada a La Flor


Lesber Quintero

SAN JUAN DEL SUR -Un total de 33 mil 501 tortugas han llegado en estos últimos cuatro días a desovar al refugio de vida silvestre La Flor, ubicado a unos 20 kilómetros al sur del municipio de San Juan del Sur. Según la delegada del Marena en Rivas, Francis García, ésta podría ser la mayor arribada en este año, aunque la mayor anidada de quelonios normalmente ocurre en octubre.
De acuerdo a García, en lo que va del año van cuatro arribadas, pero recalcó que las dos ocurridas en agosto y la de julio no han sido de gran afluencia como la actual, ya que ésta hasta ha traído a los saqueadores de huevos de paslama, quienes de una u otra manera se las ingenian para sustraer huevos, pese a la vigilancia de los guardaparques, Ejército y Policía.
La funcionaria agregó que también tuvieron conocimiento de una sorpresiva arribada de tortugas –-aunque no en gran cantidad-- a las costas de El Ostional, y a criterio de ella, allí los saqueadores aprovecharon la anidada para comercializar los huevos en Rivas y Managua, ya que en esa zona no tienen presencia las instituciones encargadas de vigilar las arribadas.
Proceso a saqueadores
Agregó que el día domingo, que inició la arribada con 3 mil 171 tortugas, el mayor del Ejército Ervin Rodríguez les hizo entrega de 467 docenas de huevos que fueron ocupadas en el refugio a saqueadores que serán procesados penalmente.
En tanto el día martes, que llegaron 14 mil 674 quelonios, la Policía de San Juan del Sur encontró en un vehículo en el que se movilizaban cuatro personas cuatro sacos con huevos procedentes del refugio La Flor. La entrega de estos huevos se hizo la mañana de ayer en la Policía sanjuaneña.
De acuerdo a García, los huevos ocupados por el Ejército quedaron distribuidos de la siguiente manera: 357 docenas para Nuestros Pequeños Hermanos (NPH), 56 docenas para la Policía de San Juan del Sur, y 53 quedaron para la alimentación de los guardaparques y personal del Ejército y la Policía que se mantienen en el refugio La Flor, el cual es administrado por la Fundación Cocibolca.
Al final García explicó que para el monitoreo que se hace en cada uno de las arribadas, la Fundación Cocibolca contrata entre diez y 20 líderes comunitarios, ”ya que como ahora no se les beneficia con los huevos, se les paga 700 córdobas”, concluyó.