Departamentos

Bomberos granadinos estrechan lazos con sus colegas de CA


En una visita de turismo y de conocimiento de los territorios de operación en caso de emergencia, el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Granada (BCBG) recibió el pasado fin de semana a una delegación de 120 miembros de la Confederación de Bomberos de Centro América y Miami.
La delegación de bomberos, quienes fueron invitados a la conmemoración del 70 aniversario de fundación de la Federación de Bomberos de Managua, después de una gira por las isletas sultanecas, asistió a un almuerzo que les ofreciera Evert Marenco Torres, comandante del BCBG.
El comandante Marenco, quien conversó para EL NUEVO DIARIO, manifestó que la visita tenía además el propósito de enseñar el territorio nicaragüense a los bomberos centroamericanos, en su mayoría compuestos por jóvenes voluntarios.
Asimismo, Marenco se mostró complacido de que en la visita se hablara con los delegados de los diversos países asistentes sobre la posibilidad de seguir estrechando lazos a través de intercambios de capacitaciones técnicas, como hasta el momento los bomberos granadinos han realizado en Guatemala, Costa Rica, Panamá y Honduras, en donde este año asistieron a una capacitación en incendios forestales.
El comandante a su vez señaló que a pesar del apoyo que en ocasiones reciben de los demás países centroamericanos, esencialmente con equipo de protección, los órganos estatales no hacen mucho por apoyarlos en la renovación de sus equipos y unidades de transporte, lo que en gran medida les limita el poder brindar un mejor servicio a la comunidad.

Equipos obsoletos
“No podemos dar buen servicio con equipos obsoletos”, remarcó Marenco al explicar que las cuatro unidades con las que actualmente operan, tienen de entre 20 y 50 años de antigüedad.
El BCBG cuenta con un mínimo aporte gubernamental, pero básicamente, sus ingresos se limitan al apoyo que reciben de diversas empresas privadas de la localidad, la renta de parqueo y juegos de bingo que organizan durante la semana.
El BCMD fue fundado inicialmente en 1952 por Camilo Mejía, Salvador García y José Joaquín Cuadra, entre otros. Actualmente cuenta con bomberos voluntarios que oscilan entre los 50 a 120 miembros, de los cuales sólo doce cumplen de manera profesional un servicio de horas reglamentadas.