Departamentos

Trabajadores de la comuna granadina se van al paro


Leopoldo López

Granada
Nuevamente unos 300 trabajadores de los sindicatos de la alcaldía de Granada se fueron a un paro de labores por incumpliendo al convenio colectivo por parte del alcalde Álvaro Chamorro Mora.
Hasta ayer en horas de la tarde se estimaba que un 50 por ciento de los 600 empleados de la comuna granadina, de las áreas de administración, de la Oficina de Relaciones con la Comunidad, Servicios Municipales, contabilidad, Transportes Municipales, entre otras, no estaba trabajando.
“Algunas oficinas están trabajando en un 40 por ciento, otras están en paro, esperando que el alcalde y los dirigentes sindicales se sienten nuevamente a negociar”, nos dijo una fuente que omitió su nombre.
No obstante, la municipalidad de Granada atraviesa una crisis económica, llegando al extremo de no poder jubilar a unos 60 trabajadores que están en la edad de jubilación, por la deuda millonaria que arrastra desde la administración anterior, la del alcalde Chamorro Mora.
Situación que se agudiza más con el cierre del año fiscal, lo que hace que en el mes de agosto mermen las recaudaciones y por la tesorería se capta menos ingresos, lo que no permitió que el alcalde cumpliera con los compromisos firmados en el convenio colectivo con la dirigencia de los sindicatos de la CGT (I), UNE y la Central de Trabajadores que aglutinan a la mayoría de los servidores públicos.
El convenio está bien alterado de beneficios sociales para los trabajadores que la alcaldía de Granada no puede resolver, y uno de eso es el bono alimenticio de 270 mil quincenal que sale de los impuestos de los contribuyentes granadinos para repartírselo a los 600 trabajadores.
A cada uno se le entrega una bonificación de 450 córdobas adicionales para alimentación cada quince días, el que se irá aumentando un 10 por ciento cada tres meses.
La vicealcaldesa Rosalía Castrillo hizo ayer un llamado a los trabajadores a unirse para sacar adelante a la municipalidad de Granada, anteponiendo sus propios intereses a favor de la población granadina, considerando que cada uno de sus empleados debe contribuir siendo eficiente.
“Si se exige, debemos demostrar que somos eficientes en nuestro trabajo, porque de lo contrario estaríamos comiéndonos cada 15 días el dinero de los contribuyentes”, puntualizó la funcionaria edilicia.
llopez@elnuevodiario.com.ni