Departamentos

Bolaños se niega a indemnizar a trabajador

* Jornalero fue picado por una víbora mientras laboraba, pero el ahora mandatario no se inmutó con su situación

Alberto Cano

SAN MARCOS, CARAZO
El presidente Enrique Bolaños continúa firme en su posición de no indemnizar a su antiguo trabajador, el jornalero Marco Antonio Gaitán Espinoza, de 67 años, quien laboró para la ahora familia presidencial casi 45 años.
Gaitán, quien vive en San Marcos, dijo que trabajó para Bolaños como capataz, bodeguero y peón, entre otras labores, hasta que las fuerzas se le fueron agotando, y dejó de hacerlo cuando estaba laborando en los abismos de una finca de El Crucero, que está plagada de cascabeles.
Agregó que al momento de poner su renuncia trató de convencer al ahora mandatario para que le diera alguna indemnización, pero don Enrique jamás le tomó importancia al asunto, y lo que más indignó al campesino fue enterarse de que a pesar que le deducían las cuotas del Seguro Social, éstas jamás fueron pagadas por el presidente, por lo que ahora el Seguro Social le niega la jubilación por vejez.
“Estoy en la calle, mi casa la estoy vendiendo y no es justo que me niegue lo que para él es como quitarle un pelo a un gato”, dijo Gaitán, quien pide una indemnización por casi 200 mil córdobas, incluidas las pensiones que, según él, no fueron pagadas.
El hombre que dejó las dos terceras partes de su vida en los algodonales y cafetales del gobernante, dijo que su pleito en los tribunales ya tiene más de tres años sin respuesta, pero no claudicará.
El caso que se ventila en la vía civil está radicado en el juzgado de San Marcos, donde, pese a ser notificado y citado, Bolaños jamás ha comparecido.