Departamentos

Anuncian atención siquiátrica en Ocotal

* Se caen mitos que rodean la salud mental, y un especialista comenta la importancia de esta asistencia * Los más de diez centros de salud remiten casos al hospital departamental, y desde ya los ocotaleños lo celebran

Leoncio Vanegas

OCOTAL, NUEVA SEGOVIA
Armados de paciencia, varios pacientes esperan en la sala del servicio diferenciado del Hospital “Alfonso Moncada Guillén” ser atendidos por el doctor Harold Bermúdez Sarantes.
La lenta atención no se debía a una indiferencia del galeno, sino a las características de la especialidad, en donde uno de los factores claves es el tiempo que demanda la siquiatría, pues el facultativo necesita primero activar la confianza en el paciente para entablar el diálogo que lo lleve a situar las causas de la depresión y su respectiva cura.
Muchos neosegovianos han dado la bienvenida a este servicio médico, que por primera vez se tiene a disposición en el sistema público de salud en el departamento.
Una necesidad
Los pacientes consultados dijeron que esta especialidad era una necesidad, porque la depresión es una enfermedad que no se ve como a las demás, pero es también muy peligrosa que hasta desequilibra las emociones en el resto de la familia.
La población sufre el estigma de que ser atendida por un siquiatra es estar en la línea de la esquizofrenia. “Incluso en los mismos médicos se piensa que es una de las ramas más temidas por el tipo de pacientes que se atiende”, valoró Bermúdez Sarantes.
Indicó que con la siquiatría moderna no se habla tanto de los trastornos mentales, también de otro tipo de males que inducen a la depresión, ansiedad, adicciones, fobia, donde se manifiestan diferentes patologías.
Bermúdez Sarantes es nativo de esta ciudad y desde que estudió la medicina general se interesó por coronar esta especialidad. “Miré que había personas que necesitaban esta ayuda profesional, y eso fue en parte las motivaciones de mi carrera”, señaló.

Los beneficios de la siquiatría
Explicó que el facultativo moderno de esta rama de la salud aplica nuevas metodologías como la terapia cognitiva, conductual, centrada en soluciones o en el problema. “Es la parte donde el paciente se siente gratificante y reconoce que todas las personas tienen que ir donde un siquiatra”, explica el especialista.
La persona tiene que contar parte del conflicto para hacer surtir una cura, “porque si lo anda atrapado siente un malestar, pero cuando la persona exterioriza, entonces podemos ver que también tiene soluciones”, dijo.
Agregó que la sicología como la psiquiatría juega un papel importante en la sociedad en la parte de los valores y en la formación, “hasta para ayudar a elegir una carrera profesional, para tratar de conducirse en la vida y llevar una vida tranquila en la familia”, explicó el galeno.
Para Bermúdez Sarantes, la siquiatría moderna está enfocada a la salud preventiva. “Por ejemplo, evitar que un niño que convive con un padre alcohólico no llegue a tener un problema más grave en la vida adolescente o adulta; por ejemplo una depresión que lo puede llevar al suicidio, que es lo más grave de una depresión, o a una ansiedad, a una fobia o a un problema de conducta”, advirtió.
Los centros de salud de los 12 municipios neosegovianos ya están refiriendo pacientes que requieren una atención siquiátrica o salud mental en el hospital departamental. Para el único especialista en esta rama médica en el departamento, en la medida que la gente conozca los efectos positivos de la siquiatría, “más personas verán la necesidad de venir a mi consultorio”, finalizó.