Departamentos

Declaran área protegida laguna de Ñocarime

* Sin embargo, ya hay diferencias, pues un alcalde quiere que sea Área Protegida, y una alcaldesa pretende que se denomine Parque Ecológico * También hay discrepancia en cuanto al cuido de las 416 manzanas que abarcan los casi vírgenes humedales y bosques de la laguna * Remanso de agua es el hábitat de cuajipales, monos congos y aves exóticas

Lesber Quintero

POTOSÍ-BUENOS AIRES
Un futuro halagador y vientos de esperanza soplan por la casi virgen laguna de Ñocarime, sus humedales y su denso bosque, tras confirmarse que tanto la Alcaldía de Potosí como la de Buenos Aires han decidido proteger la zona que abarca unas 416 manzanas que quedan distribuidas entre ambas municipalidades.
De momento el único obstáculo es que los ediles de ambas alcaldías no se han puesto de acuerdo con el procedimiento de ejecución del proyecto ecológico, ya que el alcalde de Potosí, Eloy Morales, pretende que la zona sea declarada como Área Protegida, pero la alcaldesa de Buenos Aires, Zela de la Cruz Díaz, prefiere mejor llamarla Parque Ecológico.
Otra de las discrepancias de ambos ediles es que Díaz prefiere que la declaración se haga en conjunto, para que la zona sea un Parque Ecológico Intermunicipal y beneficie por igual tanto a Potosí como a Buenos Aires. No obstante, Morales opta por que cada municipio proteja la parte que le corresponde.
Confirman interés de protección de la zona
Sin embargo, pese a estas pequeñas discrepancias ambos ediles confirmaron su interés por proteger la zona, la cual en el caso de Potosí, se erige como el único pulmón natural del municipio, el cual se expande por un amplio bosque que cuenta con frondosos árboles de las especies cedro real, caoba, pochote, mangle, genízaro, jobo, jícaro, entre otros.
Dicho bosque bordea la laguna, los humedales y la ribera, una casi inexplorada fuente de agua, la cual sirve de hábitat natural a lagartos, monos congos y aves exóticas, como la gallina de agua, piche, pato real, entre otros.
Reserva Natural
Según el alcalde de Potosí, el Concejo en pleno ya decidió declarar la zona como Reserva Natural, con el objetivo de protegerla de los depredadores del medio ambiente y del avance de la frontera agrícola. A la vez detalló que tienen contemplado reforestar la zona y hacer de la misma un área ecoturística.
Por su parte, Díaz aseguró que hay que analizar detenidamente lo que se va a hacer para proteger a la laguna de Ñocarime, sus humedales, su bosque y su ribera, ya que, según él, todo tiene que ser por el bien del medio ambiente, y en este sentido afirmó que ya tiene a un regente para que se encargue de ver la situación con el personal de Marena–Rivas, mientras que ella solicitará una reunión con el alcalde de Potosí para definir de manera uniforme los pasos que darán para concretar la protección de la laguna y sus alrededores.