Departamentos

Celebraciones a lo grande en honor a Virgen de la Asunción

* Para los populares músicos es la época de obtener buenos ingresos * Los comerciantes aprovechan que la población compra sus “estrenos” agostinos

Yelba Tablada

JUIGALPA, CHONTALES
Los juigalpinos celebraron sus fiestas patronales en honor a la Virgen de la Asunción, este 15 de agosto. La venerada imagen recorrió las principales calles de la ciudad acompañada de cientos de devotos y feligreses.
Por más de cien años esta tradición ha marcado la historia de este pueblo, el que mezcla la fiesta religiosa con la pagana, la que conlleva corridas de toros, dianas, ferias, alboradas, juegos mecánicos y la presencia de miles de visitantes de la región y del país.
Esta fiesta patronal se convierte en un movimiento económico que genera empleos y los músicos no son la excepción, porque son ellos los que le ponen el punto de alegría a cada una de las actividades.
La música de chicheros levanta el espíritu a todos los participantes en la diana, recorrido de gigantona, corridas de toros y otros eventos.
Norberto Traña, propietario de una banda de filarmónicos y alumno de Rolando Sequeira, uno de los mejores músicos que ha tenido Juigalpa, nos cuenta que el mes de agosto es la mejor temporada para los músicos, porque tienen que buscar refuerzos para cumplir tantos compromisos.
Traña afirmó que en la actualidad la competencia ha venido creciendo y la demanda ha bajado, lo que ha obligado a los comités festivos a reducir el horario de contratación, hasta el punto de asignarle a cada banda 15 horas.
En la actualidad, “la música de viento”, como se le conoce popularmente, ha tenido una excelente aceptación entre la población, y hoy en día muchas personas para animar sus actividades sociales hacen uso de esta forma musical.
Don Norberto Traña no recuerda si la música de chicheros es nata de Chontales, “pero con toda seguridad dijo que el recordado profesor Gregorio Aguilar Barea le enseñó a tocar este ritmo a varios jóvenes de entonces”. Asimismo ganan los comerciantes, en todo los sentidos, porque los habitantes no dejan de comprar sus estrenos de agosto y ni se diga las ferias, que son las más concurridas durante los seis días de fiesta en este municipio.
Plan Fiesta
Un fuerte dispositivo policial, compuesto por 140 agentes, más 38 estudiantes de la academia y las brigadas antidisturbios de Managua, Matagalpa y Boaco, garantizó la seguridad ciudadana durante la fiesta patronal de Juigalpa.
El subcomisionado William José Dávila Tapia, jefe de Seguridad Preventiva de la Policía de Chontales, explicó que este año dividieron las fuerzas en nueve dispositivos, priorizando la barrera, parque central, las dos ferias y las actividades religiosas. Además patrullaron todos los barrios de la ciudad y las regulaciones operativas.
El jefe policial puntualizó que el patrullaje motorizado y de infantería se realizó de forma permanente en aquellos lugares de constante actividad delictiva.
El plan de cobertura a la fiesta patronal tuvo un costo de 68 mil treinta y dos córdobas, dinero que en su mayoría aportaron los miembros del comité organizador, la feria de Prodesa y la Cámara de Comercio.