Departamentos

Gran “apuesta” a producción lechera

* Intercambio de experiencia en Honduras crea enormes expectativas * Anuncian plantas de acopio y procesamiento en Chinandega y León

Marianela Flores

Honduras, Enviada Especial
Con el interés de alcanzar un sólido desarrollo y potencializar la producción lechera, los ganaderos de occidente pretenden conformar los Centros de Recolección y Enfriamiento de Leche, CREL, similares a los que funcionan en Honduras.
Los mismos han permitido a ganaderos de ese país ofertar un precio más alto y estable de la leche a las principales empresas lácteas, pero además han logrado organizarse, mejorar el hato ganadero y tecnificar la producción.
“Estamos convencidos que los CREL serán la punta de lanza para alcanzar el desarrollo que soñamos”, refirió Otoniel Baca, originario de Malpaisillo y uno de los 12 ganaderos de occidente que viajó a Honduras recientemente a conocer las experiencias exitosas de sus homólogos.
La delegación nicaragüense visitó varios centros y fincas modelos, tanto de la región norte como Atlántica, en donde los CREL cuentan con instalaciones y equipos de enfriamiento para acopiar la leche que llevan los socios diariamente.
Un negocio prometedor
Los Centros de Recolección son un pequeño agronegocio de propiedad colectiva, en donde los ganaderos asociados aportan la leche que producen y la almacenan en el menor tiempo posible después del ordeño en equipos especiales de enfriamiento, evitando así el crecimiento bacterial y garantizando la calidad en la producción láctea del cliente procesador.
Están integrados por pequeños y medianos ganaderos sin importar la cantidad de leche que producen. De acuerdo a Víctor Ganosa, consultor hondureño, actualmente los ganaderos organizados reciben un precio mucho mayor por la leche, pero deben garantizar la calidad de la misma.
“Fue un proceso en el que tuvieron que cambiar formas tradicionales, aprender a trabajar unidos y adquirir compromisos. No todos confiaron en los CREL hace cinco años, en que empezaron a conformarse, pero hoy son empresas que les generan utilidades”, indicó Ganosa.
A través de los Centros abastecen de medicinas veterinarias, insumos a bajos costos y asistencia técnica a los socios. Alex Perdomo, uno de los pioneros en la creación de los Centros, consideró que la iniciativa está permitiendo la “credibilidad bancaria” y el acceso a los créditos, pero también la posibilidad de contar con una planta procesadora a mediano plazo.
Cuenta del Milenio “con ojos” sobre los CREL
El encuentro entre ganaderos de occidente y hondureños fue organizado por el programa Cuenta Reto del Milenio, que tiene entre sus componentes el desarrollo de negocios rurales.
“Creemos que occidente ha estado esperando un resurgimiento; la zona tiene gran potencial para producir, transformar y comercializar grandes volúmenes de leche. Lo que hacemos es responder a las demandas de productores y empresarios”, indicó Ignacio Vélez, Subdirector del programa.
El apoyo está dirigido principalmente a crear unidades modelos de producción de leche a través del mejoramiento del hato ganadero, instalación de sala de ordeño, el apoyo técnico para garantizar la alimentación del hato todo el año. Por su lado, los ganaderos están dispuestos a empezar a organizar sus CREL en cada municipio de cara a presentar un proyecto a la Cuenta del Milenio.
“Traemos grandes esperanzas de Honduras; tenemos ventajas porque hay asociaciones en todos lados, y además contamos con el respaldo de la Cuenta del Milenio, que esperamos garantice realmente la ayuda que necesitamos”, refirió César Augusto Pereira, de la Asociación de Ganaderos de Malpaisillo, Asogamal.
Occidente hacia el desarrollo ganadero
A raíz de la desaparición del cultivo del algodón, varios municipios de occidente empezaron a centrar esfuerzos en la crianza de ganado, tanto de carne como de leche. Alrededor del 40% del hato es destinado al destace, y el resto a exportación hacia países como El Salvador y México.
Los municipios que tradicionalmente han sido ganaderos son Villanueva, Somotillo y El Sauce, no obstante Malpaisillo y León han incursionado significativamente en ese rubro. Actualmente los principales problemas del sector se traducen en falta de financiamiento por los altos intereses, fluctuación en los precios de la leche, abigeato en algunos sectores y bajos precios del ganado en pie en relación a los países del istmo centroamericano. Paralelamente la ganadería no cuenta con tecnificación, utilizando modelos tradicionales que impiden ser competitivos.
Planta en Chinandega acopiará leche
Una de las alternativas para comercializar la leche de los CREL es la apertura en los próximos dos meses de una nueva planta procesadora en Chinandega. La planta tendrá una capacidad de procesar 25 mil litros diarios, aunque inicialmente empezará con 4 mil litros; en dependencia de la comercialización, incrementarán la producción.
Iván Baca, propietario de la planta, consideró que la empresa de lácteos es una gran ventaja para los ganaderos de occidente interesados en conformar los centros, ya que tendrán una alternativa para vender la leche.
Planta en León, otra opción
En León también existe un planta de lácteos de una cooperativa de productores instalada hace año y medio. Los resultados no han sido los esperados, ya que tienen dificultad con la exportación, por lo que solamente están aprovechando tres cuartos de la capacidad de las instalaciones, aunque pueden procesar alrededor de 6 mil quinientos litros de leche por día.
Según Alcides Zapata, miembro de la cooperativa, empezaron como acopio lechero para vender a Parmalat, y después continuaron con la elaboración de derivados de la leche, los cuales salieron al mercado con la marca “Colonial”. La cooperativa ha demandado a la Cuenta Reto del Milenio asistencia para mejorar la capacidad gerencial y comercial, siendo una de las iniciativas que el programa ha incluido entre los proyectos a iniciarse antes de diciembre del presente año.
Los ganaderos también tienen entre las posibilidades de abastecimiento lechero a la empresa Parmalat y Eskimo. Pero las proyecciones de futuro es contar con una planta propia, considerando la demanda de lácteos de calidad, sobre todo del queso, en varios países y la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio, TLC.
El subdirector de la Cuenta del Milenio indicó que disponen de 30 millones de dólares para el apoyo de agronegocios de distintos rubros, desde la leche, pasando por el marañón, plátano y cultivos diversificados.