Departamentos

Recusan a fiscal por falta de objetividad en juicio Pecorelli


Leopoldo López

Granada -Faltando pocas horas para que un jurado de conciencia juzgue a los presuntos implicados en la muerte de la señorita Magdalena Pecorelli Manes, la Dra. Guadalupe Valencia Mora, abogada defensora de Oswaldo Pecorelli Foglia, recusó a la Lic. Mariela Masís Rodríguez, Fiscal Auxiliar Granada, por la parcialidad y la falta de objetividad demostrada en el presente proceso desde el inicio de las investigaciones.
Por lo que solicita en su escrito la abogada del señor Pecorelli, que informe a su superior jerárquico de la presente recusación, a fin de que se designe un nuevo fiscal en este caso que conmovió a la sociedad granadina.
“Es un hecho cierto y confirmado con la declaración rendida a la joven Iveth Calero, que usted tuvo una estrecha participación durante todo el proceso de investigación del presente caso. Esto implica que de acuerdo a las funciones establecidas en la Ley Orgánica del Ministerio y su Reglamento, ejerció las funciones de orientador de las investigaciones”, argumenta la letrada en su escrito.
Además, alega una serie de deficiencia en las investigaciones policiales que violentaron flagrantemente las garantías fundamentales de su defendido y obstaculizaron la averiguación de la verdad, y que fueron avaladas presuntamente por la fiscal auxiliar Mariela Masís Rodríguez.
Mientras, el señor Francesco Pecorelli Manes, hermano y representante de la víctima, a la vez papá de Oswaldo Pecorelli Foglia, en un escrito presentado a la señora fiscal departamental Granada, alega que desde el punto moral de su persona y su familia tienen la absoluta certeza de que su hijo es totalmente inocente del delito que de manera injusta se le imputa.
Luego hace una petición especial donde pide a la autoridad superior del Ministerio Público, que se ordene a la Lic. Mariela Masís Rodríguez separarse de la presente causa, y que en su lugar se designe a cualquier otro fiscal auxiliar que reivindique los principios de objetividad, imparcialidad, independencia funcional y respeto mutuo, que debe existir entre las diferentes instituciones del Estado.
Argumenta que jamás pudo ser el móvil del delito el interés económico de su hijo Oswaldo Pecorelli, porque las pruebas ofrecidas a su favor demuestran que desde 2003 ha manejado inversiones y movimientos financieros en tres instituciones financieras que tienen sucursal en Granada.
“Las pruebas también demuestran que mi difunta hermana, Magdalena Pecorelli Manes desde mucho tiempo antes de su muerte, por su propia voluntad, transfirió a favor de sus sobrinos Aldo, María Natalia y Oswaldo Pecorelli, las dos terceras partes que le correspondían en el inmueble donde habitaba”, explica Francesco Pecorelli.
No obstante, alega que las pruebas ofrecidas no llegan a construir ningún indicio racional de la participación de los acusados en el delito, ni abonan al esclarecimiento del asesinato de su hermana, y más bien afirma que hay dos testigos que vieron a Mario Vega Malespín saliendo de la casa de la hoy occisa.