Departamentos

“La Joya” divide a vecinos de El Hormigón

* Unos decidieron su clausura por la contaminación del manto acuífero * Otros quieren que continúe funcionando porque, de lo contrario, aducen afectaría sus intereses económicos

Leopoldo López

GRANADA -Pobladores de la comunidad El Hormigón decidieron cerrar el basurero “La Joya” por la amenaza de contaminación del manto acuífero de los granadinos, y porque ya no soportan los malos olores que expelen los la basura y la pila séptica de la empresa Reptinic.
No obstante, otros vecinos se han dividido en esta lucha, al oponerse al cierre del basurero porque afecta los intereses económicos de sus familias, y ayer, en horas de la tarde, protestaban ante la Alcaldía de Granada demandando la apertura inmediata.
“Esos son unos cuanto picaditos que están obstaculizando la entrada de los camiones para botar la basura al vertedero “La Joya”, y nosotros queremos que las autoridades ordenen abrirlo, porque atenta contra la salud de los granadinos”, dijo Ana Rosa Guevara.
Mientras, Rodolfo Espinoza Ruiz dijo que ellos trabajan allí como pepenadores, seleccionando el aluminio, cobre, vidrio plástico y suela de hule, para venderlos y obtener algún dinero para el sustento diario de la familia.
“De los desechos que no le sirven a los granadinos, nosotros separamos lo que nos sirve y lo vendemos a las recicladoras, y obtenemos utilidades de 120 córdobas semanales por persona, de las 50 que vivimos del basurero “La Joya”, por lo que ahora pedimos al alcalde que ordene que lo abran”, dijo María Mora.
La decisión de la mayoría de pobladores del Hormigón, de no dejar entrar ningún camión cargado de basura al vertedero “La Joya”, de Granada, se mantenía hasta ayer.
Minsa clausura y multa a la alcaldía
La Dra. Patricia Vindell, vocera del Silais Granada, manifestó que el Minsa lo clausuró desde el año pasado y multó a la alcaldía con 50 mil córdobas, porque afecta a unas 170 viviendas de los 700 habitantes de la comarca El Hormigón, y amenaza con contaminar el manto acuífero que tiene el municipio.
Don Francisco Aguilar, poblador del lugar, afirmó que el basurero está saturado de basura, la que está regada sobre el camino amenazándolos sin dejarles vías de acceso; además que los desechos ya están como a 50 metros de las primeras viviendas.
“Tenemos que respirar malos olores de los gases que expele la basura en descomposición, como de la curtiembre Reptinic, por lo que estamos dispuestos a permanecer día y noche hasta que venga una repuesta positiva de que van a trasladar a otro lugar el vertedero municipal, y esperamos que venga el alcalde, a quien fuimos a buscar a su oficina, pero no nos atendió”, expresó por su parte Luis Amado Pavón Ramírez.
Aseguraron los pobladores que la Procuraduría del Medio Ambiente no hace nada, y recordaron que con el caso de Reptinic guardaron silencio y sólo saben decir que el caso está en los juzgados, y no se ve que ejecuten la acusación. No obstante tienen conocimiento la alcaldía, el Minsa y el Marena, dijo Heberto López Largaespada.
Alcaldía necesita 47 millones para nuevo vertedero
William Martínez, Responsable de Asuntos Municipales, dijo a EL NUEVO DIARIO que el Minsa no puede clausurar así por así el basurero “La Joya”, porque no tiene otro lugar definido para ir a botar la basura. “La municipalidad necesita 47 millones de córdobas para el nuevo vertedero municipal, y no tenemos el lugar adecuado para construirlo, ni mucho menos el dinero”.
Por el momento aseguró que un tractor iba a limpiar el camino y llevar la basura hasta el vertedero “La Joya”, por lo que pidió comprensión a los ciudadanos por este cierre, que podría generar un brote de epidemia. Mientras, la multa fue el año pasado y fue apelada por el señor alcalde porque no existe presupuesto para abrir otro vertedero.