Departamentos

En quince meses pueden trabajar por su cuenta

* Ofrecen carreras de electricidad, reparación de equipos y albañilería * Oportunidad para quienes no tienen acceso a la educación formal superior

Marianela Flores

LEÓN
La formación técnica es el camino más rápido de preparación y empleo de decenas de jóvenes carentes de recursos económicos, y que no pueden acceder a la educación formal.
Desde hace cuatro años el Centro de Formación Laboral ha preparado a 130 jóvenes en carreras de albañilería, electricidad y reparación de equipos, brindando una oportunidad de superación.
“Hoy me gradué junto a otros 23 compañeros, muchos ya están trabajando y aportando en sus casas.
Aunque estudio en la noche, con este diploma como técnico electricista puedo laborar y mejorar mi vida y la de mi familia”, externó Durlan Ernesto Berríos, quien fue uno de los graduandos de la IV Promoción del centro.
Los jóvenes en 15 meses, de los cuales tres son prácticas en empresas, están preparados para ofrecer sus servicios.
Curso gratis, pero hay que cuidar siembros
El curso es gratis, sin embargo, cada estudiante debe participar en el cuido de siembros cuyas cosechas permiten mantener la alimentación que a diario reciben.
“Es un proyecto que busca la autosostenibilidad, y por eso estamos ofreciendo nuestra mano de obra a proyectos de viviendas financiados por organismos. Esperamos tener éxito”, señaló Patricia Cuadra, Directora del centro.
Las carreras cuentan con la acreditación del Instituto Nacional Tecnológico, Ina-tec, y a las mismas pueden acceder jóvenes de escasos recursos, y de entre 15 y 20 años, con primaria aprobada.
Miriam Maravilla, madre de dos graduandos, expresó su satisfacción con la meta alcanzada por sus hijos: “Soy madre soltera, y este esfuerzo compartido es ejemplo para instituciones y el mismo gobierno. Hay muchas personas que se quedan en el camino y quieren salir adelante. Un oficio bien aprendido es el futuro de tantos muchachos sin esperanzas”, señaló.
El Centro de Formación, ubicado del cementerio de Guadalupe un km. al sur y 400 metros abajo, contó con el financiamiento del Comité de Médicos Alemanes para el Tercer Mundo y del Ministerio de Desarrollo y Cooperación de Alemania, BMZ.