Departamentos

Por finalizar fiestas de Santiago en Jinotepe

* Mayordomo da fe de un milagro, y otros agradecen favores del santo

Alberto Cano

Jinotepe, Carazo^oCon la octava de Santiago, las fiestas en honor al apóstol en Jinotepe ya casi llegan a su final, y queda para el domingo próximo la dejada de los santos a sus respectivas parroquias, mientras a los que sirvieron tanto en las actividades del 25 de julio como en la octava, les queda la satisfacción de haberle cumplido a Jinotepe y Santiago.
Don Roberto Sánchez Cordero, que junto a un comité de “santiagueros” hizo las veces de mayordomo de la octava en representación de su hijo, Roberto Sánchez Guillén, dijo que a pesar de la dura situación económica en la plaza de fiestas se dio de comer a no menos de 5 mil personas que disfrutaron del rico ajiaco, que se prepara con masa de maíz, hojas de quelite, costillas de cerdo, jocotes y piña, pero además guiso, o masa de cazuela, nacatamales, chicha y buñuelos.
La gente, aseguró Sánchez, colaboró mucho en la repartición de los alimentos y también se le dio de comer a los bailes y los cabildos de cada uno de los santos que visitan Jinotepe. ^oMilagro
El jinotepino, que vive en Managua, aseguró que haberle servido a Santiago es lo mejor que le pudo haber pasado a su familia, y destacó que el verdadero mayordomo fue su hijo, Roberto Emilio, que vive en México, y a quien le detectaron una extraña enfermedad que le dejaba el cuerpo sin control, y que en esa dificultad su familia clamó a Santiago, que es un gran interceptor, y ahora el joven está sano, dijo don Roberto.
El testimonio sobre este prodigio de Santiago, Roberto júnior lo hizo llegar por medio de una carta, que fue leída en la misa de la octava que presidió monseñor Carlos Avilés y otros sacerdotes invitados, en la que Sánchez agradeció a Dios y a Santiago por su sanidad.
Junto a don Roberto, mayordomo de la octava, también trabajó don Juan Vindel, la profesora Flor de María López, el licenciado Silvio Núñez y la ex alcaldesa Lila Aguilar, entre otros.
Para el domingo, entre tanto, será la dejada de San Marcos y San Sebastián a sus respectivas parroquias, con lo que oficialmente terminan en Jinotepe las fiestas en honor a Santiago.