Departamentos

Educadores irlandeses en visita a San Ramón


Francisco Mendoza

San Ramón, Matagalpa -Maestros y maestras que trabajan en diferentes escuelas rurales en Irlanda y que han laborado en otros países del mundo, y a la vez son miembros del sindicato de maestros de primaria de Irlanda (Into), visitaron el municipio de San Ramón, con la finalidad de conocer la situación educativa en esa localidad.
Así lo dio a conocer la coordinadora de la delegación, compuesta por diez maestros y maestras, Alison Gilliland, quien desde hace dieciocho meses trabaja para el sindicato de educadores de Dublín, Irlanda, desarrollando y facilitando programas de capacitación para maestros y maestras de primaria.
Señaló que han formado una cooperación con el Centro Educativo en Salud y Medio Ambiente (Cesesma), el que brinda apoyo a la educación en el área rural, por lo que están muy interesados en el derecho a la educación de los niños en Nicaragua y en conocer sobre el sistema educativo.
Dijo que van a visitar varias comunidades y plantaciones de café del municipio de San Ramón en las que Cesesma esté desarrollando sus proyectos educativos, pero además se reunirán con el delegado de educación en el municipio y con los miembros de la Asociación de Maestros de Nicaragua.
Por su parte, Adrián
Fitzgerald, representante del Central American Programme Civil Society Section en nuestro país, señaló que Cesesma es una de las tantas organizaciones que están financiando en esta parte del país, debido al enfoque que tiene hacia los adolescentes y hacia los derechos de la niñez, partiendo del sistema de educación, por lo que es un proyecto priorizado para ellos como cooperantes internacionales.
Señaló que la visita de los profesores al municipio de San Ramón, que es otro proyecto financiado por su país, tiene la finalidad de articular temas e intercambiar experiencia con los maestros nacionales, para profundizar alrededor de la educación y las necesidades de las personas.
Gilliland aseguró que hay una serie de proyectos que financia la cooperación irlandesa, entre los que está la producción para el comercio, para que los consumidores europeos compren productos que garanticen el bienestar de quienes lo producen. Esta cooperación es de un millón de euros al año y viene por dos vías, la gubernamental y la que hacen directamente con los organismos que forman la contraparte. Esta ayuda ha sido bien invertida en Nicaragua.
Por su parte Guillermo Medrano, coordinador de Cesesma, agradeció la cooperación brindada por el pueblo y gobierno irlandés, porque gracias a ellos han logrado desarrollar varios proyectos en beneficio de los niños del área rural, principalmente de aquellos de escasos recursos económicos.