Departamentos

Exigen anular concesión de distribución a Unión Fenosa

* También dicen no a intenciones de privatizar el servicio de agua potable

Leopoldo López

Granada -Cerca de dos mil granadinos se rebelaron públicamente por las calles de Granada, para exigir a la Asamblea Nacional la anulación de la concesión de distribución de energía a Unión Fenosa. Al mismo tiempo dijeron no a la privatización del agua ante Enacal, y exigieron al alcalde Álvaro Chamorro que cumpla las promesas ofrecidas en la campaña electoral.
La manifestación de protesta fue organizada por la sociedad civil, para demostrar su fuerza contra Unión Fenosa, que a pesar de los constantes cortes de energía, continúa alterando las facturas, sin preocuparse por mejorar el servicio a la población.
“Queremos que nos escuchen, que no continúen estafándonos con sus facturas alteradas, que instalen el transformador, para que se solucione la falta de luz en el barrio, si es que quieren estar aquí, sino que se marchen antes que el pueblo decida sacarlos”, dijo Carmen Morales, frente a la oficina de Dissur de Granada, la cual se encontraba custodiada por agentes de la Policía Nacional.
“Nosotros estamos cansados de que nos estafen con la factura de agua y luz, pues éstas siempre salen alteradas”, dijo a EL NUEVO DIARIO María Palacios, del barrio Campo de Aterrizaje, ubicado en la parte oeste de la ciudad.
Mientras doña Carmen María Pavón, pobladora del mismo barrio de Granada, aseguró que en su casa sólo vive ella y su hija, y le llegó una factura de 700 córdobas.
“Yo paso trabajando todo el día; mi hija estudia en la universidad y sólo llegamos a dormir; es un robo descarado lo que me hacen cada mes, siento que estoy trabajando para ellos, y a pesar que en varias ocasiones he reclamado, me bolean, y al final termino pagando el recibo”, argumentó visiblemente enojada la señora Pavón.
Cumplir promesas
Durante la marcha, otros ciudadanos exigieron al edil Álvaro Chamorro Mora el cumplimiento de sus promesas de campaña, entre las cuales estaba el adoquinamiento de las calles de los barrios periféricos de la ciudad. Ahora, lo que hace el edil es esconderse en su oficina, para no escuchar a la población. “Álvaro Chamorro, cumplí con tus promesas”, decía una pancarta que llevaba la señora Blanca Nubia Gutiérrez, del barrio San Ignacio.
Los funcionarios de Unión Fenosa no quisieron referirse a la protesta de la población, la que observaron desde adentro de la oficina.
La marcha continuó desde la Calle Atravesada hasta salir a la calle Xalteva y disolverse frente a la alcaldía, donde los dirigentes de la protesta contra Fenosa entregaron un documento a los concejales, solicitándoles una sesión extraordinaria para exponerles las demandas de la población. Dicha sesión debe ser convocada a un cabildo abierto, para que sean escuchadas sus demandas contra Unión Fenosa y Enacal.