Departamentos

Llegan rivenses beneficiados por “Operación Milagro”


Lesber Quintero

RIVAS
A las cuatro de la tarde de este martes arribaron a la ciudad de Rivas las primeras tres personas de esta ciudad que fueron beneficiadas por la “Operación Milagro”, la cual se está realizando en Cuba y Venezuela, producto de gestiones realizadas por el partido sandinista.
Los rivenses que tuvieron la dicha de ser los primeros en viajar a Cuba para mejorar sus problemas visuales son: William Mora, María de los Ángeles Martínez y Olga Baltodano. Los tres regresaron a la Ciudad de los Mangos, satisfechos del trato que se les brindó en Cuba y en especial por las operaciones de catarata que les hicieron en sus ojos, la cual les permitirá mejorar el sentido de la visión.
No obstante, de los tres beneficiados sólo la señora Baltodano, tendrá que regresar a Cuba, dentro de seis meses, ya que los médicos cubanos le dijeron que aún no podía ser operada, por lo que de momento continuará viendo un poco turbio con ambos ojos, “pero ellos (los médicos cubanos) me obsequiaron dos pares de lentes para tener una mejor visión, para mientras me operan”, comentó.
Por su parte, María de Los Ángeles Santana, de 65 años, regresó con mejores noticias, ya que a ella la operaron de la catarata que tenía en su ojo izquierdo y según sus palabras ahora ve un poco mejor. Asimismo, el señor Mora fue intervenido de su ojo derecho y aunque aseguró que aún continúa viendo turbio, tiene la esperanzana de que en los próximos días la operación traiga sus frutos.
Estros tres sureños partieron hacia Cuba junto a otros 128 nicaragüenses que iban en busca de la “Operación Milagro” y allí permanecieron durante 15 días, a la espera de que les llegara su turno. Según ellos, esa oportunidad no podía desaprovecharla”, ya que yo intenté operarme en el centro oftalmológico de Managua, pero cuando acudí estaban en huelga”, explicó María de los Ángeles.
Don William detalló que a personas pobres como él se les hace difícil operarse de catarata en Nicaragua, ya que, según él, existe mucha burocracia para atenderlos y eso “recurre en muchos gastos, porque hay que estar viajando y sacando papeles constantemente”, comentó.