Departamentos

Alcaldía exige a Mific su parte por renta de minas

* Responsabilizan a ese ministerio por atraso en proyectos de letrinificación * Lo adeudado en concepto de impuestos de minería sobrepasa el medio millón de córdobas

Yelba Tablada

La Libertad, Chontales -Una vez más, la alcaldesa de La Libertad se enfrentará a las autoridades del Mific, para recuperar 569 mil córdobas que le debe, desde noviembre del año pasado, en impuestos de minería al municipio.
Sin recibir el dinero, el departamento de proyectos de la Alcaldía de La Libertad designó esos fondos para la construcción de 120 letrinas, lo que beneficiará a todas las personas que habitan a la orilla del Río Mico.
“Nuestra principal fuente de agua está contaminada con heces fecales humanas y nosotros estamos buscando una alternativa de solución, planificamos un proyecto de letrinificación, pero el dinero que nos deben no llega a las arcas de la comuna”, dijo la doctora Marina Lorío Olivar, alcaldesa de La Libertad.
La edil aseguró que cada vez que llega a reclamar el dinero le responden: “Se nos hizo difícil rendir cuentas en el mes de diciembre y fue hasta en enero del dos mil seis que ordenamos la documentación, pero no se preocupe, porque esos fondos van a llegar en su momento”.
La jefa de la comuna de ese municipio minero responsabilizó a los funcionarios del Mific por el retraso del proyecto de letrinificación, ya que su ejecución estaba programada para los primeros meses del año en curso.
¿Será para campaña?
“Nos dan una limosna en impuestos y para aumentar la crisis económica en nuestro municipio los señores del Mific se hacen los locos para no entregar ese fondo, a lo mejor el gobierno lo quiere invertir en la campaña política de su partido ALN- PC”, dejó entrever la alcaldesa.
La ley especial sobre exploración y explotación minera, Ley 387, establece en el artículo 75 que el 35 por ciento del pago de la concesión al municipio afectado, y aunque hay constancia de que la empresa minera ya le pagó al gobierno, los pobladores de La Libertad, principales afectados, aún no gozan de los beneficios por rentar sus tierras de oro, ya que sólo enfermedad y pobreza es lo que les queda.