Departamentos

Cenizas de madre Mauleón esparcidas en el Mombacho


Leopoldo López

Granada -La cenizas de lo que fue el cuerpo de la madre y doctora Mercedes Mauleón Isla forman parte de las bellezas entre las nubes y de la naturaleza de un bosque que da vida en la reserva natural del volcán Mombacho.
Para llegar hasta el sitio del cráter donde ahora reposan parte de las cenizas del cuerpo de la religiosa hay que viajar desde Managua, pasando por Los Pueblos, en el kilómetro 49.5, propiamente en el empalme Guanacaste, sobre la carretera a Nandaime. Al llegar a este punto hay que subir sobre un camino adoquinado, cuya longitud es de 6.5 kilómetros, hasta llegar a la altura de mil 150 metros sobre el nivel del mar, propiamente en el primer cráter del volcán Mombacho.
Precisamente en este encantador lugar quedaron esparcidas para siempre las cenizas de la doctora Mercedita Mauleón, en el bosque nebliselva del Mombacho, hasta donde la sobrina, llamada también Mercedes Mauleón, desde España, llevó en un envase de metal las cenizas de su tía.
Al hermoso acto del primer aniversario de “Madre León” asistieron miembros de la Academia de Historia y Geografía de Nicaragua, familiares, amigos y ex alumnos de la UCA y de la UNAN – Managua.
Breves datos
Mercedita vino a este mundo en 1920, a sus 84 años fue llamada a la presencia del Señor, el 19 de junio de 2005.
Sus familiares trajeron sus cenizas desde la ciudad de Bilbao, en la provincia de Vizcaya, España, para cumplir con su última voluntad, las regaron en el bosque del primer cráter del volcán Mombacho, donde vivirá encantada en el hábitat de “los duendes y en presencia de su Capitán, a como solía llamar en vida a Jesús.