Departamentos

Artesanos tendrán asistencia técnica

* Inauguran centro tecnológico para las Pymes de textil vestuario y cuero calzado de Masaya

Maricely Linarte

MASAYA -Artesanos de cuero calzado y textil vestuario del departamento de Masaya podrán aumentar su producción, elevar sus precios y encontrar mejor mercado, gracias a la asistencia técnica que reciben del Centro Tecnológico e Innovación para las Pymes de Masaya (Cetipyme), el que fue inaugurado en esta ciudad con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a través del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific).
Regina Lacayo, Directora del Proyecto de Apoyo a la Innovación Tecnológica (PAIT) del Mific, manifestó que el centro es un proyecto piloto para elevar la competitividad de las pequeñas y medianas empresas (Pymes), además que busca promover el cambio de actitud empresarial.
El Cetipyme será administrado en Masaya por la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), la que ganó la licitación y brindará los servicios de asesoría técnica, planeación y programación de los procesos de producción, selección de materia prima para la producción de calidad, creación y diseños de nuevos productos; diseños de empaques, embalajes y etiquetas; entre otros.
Mayor demanda
Eduardo Fonseca, Secretario General del Mific, explicó que las dos ramas seleccionadas son las que demandan más capacitaciones en Nicaragua, en temas relacionados a la expansión de servicios tecnológicos, implementación de sistemas de calidad, manejo administrativo y financiero de las empresas, información sobre proveedores de insumos, entre otros.
“Espero nos enseñen nuevos estilos, para estar al mismo nivel de los otros países de Centroamérica. Estoy interesado en diseñar nuevos estilos para poder competir y operar máquinas modernas”, manifestó Flavio Jarquín, uno de los beneficiados en la rama cuero calzado.
Cien afiliados
El rector de la Upoli, Emerson Pérez, afirmó que inicialmente serán cien los artesanos de ambas ramas que serán afiliados con cuota de 100 córdobas para tener derechos a todos los servicios especiales. “Una vez que los microempresarios formen sus empresas, esperamos que continúen vinculados al centro, en el área de asesoramiento, y propongan investigaciones enmarcadas en el uso de materiales, prototipos de productos y diseños”.
El financiamiento del BID fue de 65 mil dólares y la Upoli aportó una contraparte de igual cifra. Con el proyecto piloto en Masaya esperan consolidar experiencia y valorar si se pueden ejecutarlos en los departamentos de Estelí, Rivas y Boaco, donde la universidad tiene sedes regionales.