Departamentos

Productores de frijol “pegando” el grito al cielo

* Cosecha fue buena, pero precios se han derrumbado

José María Centeno

Kukra Hill / RAAS
Centenares de productores de las comarcas Wawashán, La Unión, El Pedregal, entre otras comunidades de la zona productiva entre los municipios de Kukra Hill y Laguna de Perlas se encuentran preocupados porque a pesar de la peste de ratas la cosecha resultó algo buena, pero ahora no hay compradores del grano rojo.
Expresan los productores que al inicio de la salida del frijol y con la llegada de una trocha veranera, entraron compradores que pagaban 420 córdobas por quintal, pero a los ocho días aparecieron ofreciendo 350, al siguiente fin de semana lo llegaron a pagar a 300 y hasta 250 córdobas.
Los productores al ver el bajo precio del quintal de frijoles han optado por no vender su cosecha a ese costo, lo han guardado con la esperanza de que suba de precio, para lo cual no se presenta ninguna posibilidad.
“Existimos sólo
en tiempos de
campaña electoral”
Los productores, al ser entrevistados por EL NUEVO DIARIO, expresaron su descontento con el Gobierno central, pues se sienten abandonados, porque ningún funcionario del Gobierno municipal, regional o central se ha interesado en darles respuesta ante esta crisis. La trocha ya va a terminar y la cosecha se nos va quedar y se va a perder, porque durante las lluvias es imposible sacarla.
Los afectados afirman que los que aspiran a tener un cargo público, durante campaña electoral ofrecen de todo y cuando llegan al poder los ignoran. En campaña, tanto los candidatos a alcaldes, concejales regionales como a diputados y presidente llegan a buscarlos hasta lo más recóndito de las comunidades con el fin de que les den el voto, pero después se olvidan. Pedro Pérez, uno de los productores de frijol, expresó que en esta crisis están a punto de perder unos 20 mil quintales de frijol por falta de compradores.
“En nuestros municipios de la RAAS no existe ningún centro de acopio de granos donde los productores podamos llevar la cosecha y venderla a buen precio, aseguró el productor”. Pero ya los verás, como ya se acercan las elecciones, entonces sí nos van a visitar, pero por el interés de que nosotros votemos por ellos no porque nos traen alguna solución.
“Aquí entraron unos salvadoreños, se ‘fuliaron’ y se fueron y no volvieron, y ahora no tenemos a quién acudir para vender nuestra cosecha”, concluyó el productor.