Departamentos

Queja por desorden del transporte en Carazo

* Otro grave problema son las terminales improvisadas, que deben solucionar las autoridades

Alberto Cano

JINOTEPE, CARAZO -La Red de Defensa de los Consumidores y el Centro Universitario Regional de Carazo (CURC) pusieron el dedo en la llaga al abordar en un comunicado el desorden del transporte en Carazo y sus consecuencias, muchas veces lamentables por la irresponsabilidad de los buseros que peleando pasajeros ocasionan accidentes funestos en las carreteras, enlutando a los hogares de Carazo.
El reordenamiento efectivo y real del sistema interlocal por parte del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), las alcaldías y la Policía debe darse a lo inmediato, aseguran la Red y el CURC, tras emplazar a las autoridades que se suponen están para dar respuesta al problema, pero que según opinan los usuarios pareciera que le tienen miedo a los buseros y cooperados que siguen haciendo de las suyas y se dan el lujo de pasar sobre las normativas haciendo y deshaciendo a sus anchas.
Lo otro, según el comunicado, tiene que ver con el establecimiento de una terminal única en Jinotepe, una ciudad donde el desorden impera a vista y paciencia de las autoridades y los buseros improvisan paradas en cualquier sitio, además de obstaculizar el libre tránsito, que es un derecho constitucional.
Chatarras que contaminan
Es notorio, dice el comunicado, ver chatarras en la ciudad que, además del tedioso ruido que hacen, contaminan el ambiente con las emanaciones tóxicas, pero la Policía les permite que circulen sin someterlas al respectivo chequeo.
Se han dado casos en que las ambulancias, a veces con pacientes graves, han sido impedidas de circular en la ciudad, porque los buseros y taxistas se ubican en las cercanías del parque central y otros sitios, a pesar de que ya existe una terminal que se supone debería ser única en Jinotepe.
De la misma manera la Red de Defensa de los Consumidores y la universidad de Carazo exigen que los buseros respeten la capacidad que tienen las unidades, porque sobrecargan los buses y el usuario viaja hacinado e inseguro y hasta en las famosas banquitas que, según el MTI, serían eliminadas, pero nada de eso ocurre y los derechos del usuario siguen siendo pisoteados.
Demandan asimismo respeto a los acuerdos que benefician a los estudiantes universitarios del turno nocturno y piden que se mejore el trato a los usuarios por parte de los choferes y colectores, que exijan los horarios de salidas y llegadas, origen y destino y se respete el concepto de las unidades expresas, porque con relación a los ordinarios, la diferencia es apenas de diez minutos, mientras el usuario, que paga ya 16 córdobas, está pagando supuestamente un servicio expreso a la capital, lo que en la práctica no es así.
Finalmente el comunicado que suscriben el director del CURC, licenciado Pedro Aburto Jarquín, Gilberto Medrano, de UNEN y Mario Palacios, de la Red de Defensa de los Consumidores, entre otros, aborda lo relacionado con la gran cantidad de unidades que existen en Carazo y la competencia que esto provoca entre los buseros cooperados, lo que al final repercute en los usuarios, porque se han dado casos en los que el busero peleando pasajeros han provocado fatales accidentes en las carreteras, por lo que es hora que las instancias involucradas en la solución a este problema den respuesta a los usuarios, dice la Red y el Centro Universitario en su comunicado.