Departamentos

Pagan Seguro Social, pero sin beneficios


Leopoldo López

GRANADA
A la mayoría de los obreros agrícolas que trabajan de manera temporal en las haciendas del departamento de Granada la patronal les reduce en las planillas las cotizaciones del Seguro Social, pero no las entera a la institución para que éstos hagan uso de los beneficios sociales a que tienen derecho.
“Con respecto del pago del Seguro hay problema en el campo, porque los empleadores reducen la cuota obrero patronal al campesinado, pero éste las pierde cuando es interrumpido su contrato por no ser trabajador permanente, sino temporal; entonces esas cotizaciones le quedan al empleador y no llegan al Seguro Social”, dijo Clemente Pavón, dirigente de la Asociación de Trabajadores del Campo (ATC) en Granada.
Agregó que hay diversos problemas de desempleo, que es lo que agobia más al campesinado granadino, además, que los empleadores de las haciendas agrícolas, principalmente en la zona arrocera de Malacatoya, no proporcionan equipos de protección de los agroquímicos; así como los despidos masivos que hacen de trabajadores del campo.
Las contrataciones temporales se hacen por trabajo al destajo, por actividad realizada o contratos mensuales que permiten a la patronal darse un margen de tiempo para luego volverlos a llamar a trabajar con el objetivo de que éstos no acumulen tiempo y no pagarles sus respectivas prestaciones sociales.
¿Qué hacen ustedes para evitar esto?
“Nosotros en conjunto con el Mitrab trabajamos en función de organizar las comisiones mixtas, que son las que vienen a regular un poco estas violaciones al Código del Trabajo y proteger la salud e higiene laboral, por lo que se le exige al empleador que dé algunas mínimas condiciones para evitar accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales que surgen por el uso de agroquímicos”.
Estas comisiones mixtas se encargarán de hacer negociaciones, aunque desde ahora donde hay sindicatos de ATC protegen a los trabajadores, orientando a la patronal a que pague el salario mínimo, así como de establecer negociaciones de algunos beneficios sociales como alimentación, la que pueden entregar cocinada, en especie o darle 15 córdobas adicionales por el tiempo de comida.
En caso que no se les garantice la comida a los trabajadores del campo contratados, la patronal tiene que pagarles 28 córdobas diario como salario mínimo, más 12 córdobas adicionales por alimentación. Ya se han logrado beneficios para unos mil 500 trabajadores agrícolas de unos 15 centros de trabajo importantes de Granada.