Departamentos

Carnaval, toros y más en fiestas de Santa Teresa


SANTA TERESA -Las fiestas patronales en honor a Santa Teresa están en lo fino. Como ningún otro año, los tereseños y visitantes han disfrutado de un programa de actividades culturales, que ha contado con la presentación de artistas, tanto locales como nacionales, organizado por la Alcaldía Municipal.
El viernes, por ejemplo, se realizó un vistoso carnaval, hubo corridas de toros y se presentó la academia militar; mientras que a las diez de la noche los devotos de la Virgen, acompañados de mariachis, le cantaron las mañanitas.
Hoy, desde horas tempranas, hubo diana con estallido de cohetes y morteros, a las dos será el tope de toros y a continuación la fiesta brava seguirá en la barrera. A las siete de la noche se rezará el santo rosario en honor a Santa Teresa, a continuación se celebrarán los alegres juegos de pólvora, en el atrio de la parroquia. En el Club de Obreros será coronada la reina de las fiestas, actividad que estará amenizada por Dimensión Costeña. Las actividades religiosas seguirán con la vela de la Virgen y distribución de comidas típicas.
Mañana, que es el propio día de la Virgen, el pueblo despertará con diana, a las nueve será la santa misa, luego la procesión y por la tarde el desfile hípico, cuyos ingresos serán destinados para llevar a cabo los trabajos de revestimiento del templo parroquial. La tertulia será amenizada por Gustavo Leytón y los Alegres de Ticuantepe.
El lunes, el rancho seguirá ardiendo, para ese día se anuncia diana, misa en honor a Santiago, carreras de cintas y juegos bufos, por la mañana, repartición de comidas al mediodía y juegos de pólvora por la noche. Para cerrar con broche de oro se efectuará el grandioso carnaval con los Mokuanes y Las Nenas.
El Alcalde, ingeniero Cristóbal Conrado, invitó a los nicaragüenses a que el fin de semana visiten la tierra de las melcochas y de las mujeres bellas, para disfrutar de las fiestas en honor a Santa Teresa, cuyos devotos se dan el lujo de festejarla dos veces en el año, la primera en enero, que es el zafarrancho más grande, y la segunda en octubre, que tiene carácter eminentemente religioso.